Reporte Indigo

El regreso a la Venezuela musical con Daniel Centeno

Aunque vive en Estados Unidos, el corazón de Daniel Centeno Maldonado está en su país natal

Aunque vive en Estados Unidos, el corazón de Daniel Centeno Maldonado está en su país natal

Aunque ha vivido en España y ahora reside en Houston, Texas, Daniel Centeno Maldonado pertenece a Venezuela, lugar que homenajea a través de una nueva publicación a la que e inyecta el folclor de la música latina.

Con La vida alegre, publicado por Alfaguara, Centeno visita su país en las letras, pero pasa también por la Ciudad de México, a la que le dedica un capítulo de su material, mostrándose pensativo de si esta novela es una carta de amor no solo a la cultura latina, sino también a toda las melodías que han acompañado a distintas generaciones.

La aparición de ritmos del Caribe, de canciones rancheras y boleros son guiños que atesora Centeno Maldonado en su libro, en donde se va hasta el barrio de Dolorita de Petare, ya que se confiesa de Puerto la Cruz, y aunque sus personajes estén arraigados en este escenario, el literato considera que son universales.

“Yo no me estoy inventando nada, así es la parte del país de donde yo provengo y me sorprendió muy gratamente que mi ejercicio mayor, además de hacer una novela lineal y humorística, no dejara de ser caribeña, pero no por eso cerrar la puerta para que fuera entendida por público de otras latitudes”, dice Centeno, en llamada telefónica para Reporte Índigo.

Él reconoce que quiso incorporar canciones para este volumen de músicos tan representativos como Agustín Lara, Antonia del Carmen Peregrino Álvarez, mejor conocida como “Toña la negra” o José Alfredo Jiménez, porque ahora le causan nostalgia, cuando en su juventud, confiesa, despreciaba a estos clásicos, por enaltecer al rock.


A mí me parece que los músicos que aparecen ahí, como ‘El flaco de oro’, como José Alfredo Jiménez, Daniel Santos, Héctor Lavoe o ‘La Lupe’ Victoria Yolí Raymond, fueron personas que cantaban lo que vivían, por eso ese desgarro, es una obra que perdura, habrá que someter a esa prueba del tiempo a Daddy Yankee o a Bad Bunny

Daniel Centeno

Escritor

La vida alegre es un libro que no es producto del confinamiento, porque iba a salir en abril del año pasado, pero se declaró la pandemia en marzo y se fue atrasando, hasta llegar a este 2021.

La música nace en los barrios para Daniel Centeno

Analizando las melodías, la escritura de las letras y la composición que ofrecen géneros como el tango, el jazz, los boletos, las rancheras y un sinfín de música universal, Daniel Centeno llega a una reflexión, los intelectuales, los grandes concertistas o los directores de orquesta, sólo toman lo que ya ha sido germinado en los arrabales, en los barrios bajos, porque “la música se crea ahí”.

“La mayoría de los jazzeros que uno puede conocer, como Charlie Parker o quien sea, eran personas que no precisamente fueron intelectuales, pero la música de ellos tenía tanto vuelo, en las improvisaciones eran tan grandes, que bueno, hacían que los intelectuales babearan como perros de Pávlov, e intentaron conseguir lo mismo en la pintura y libros”, ejemplifica el literato.

El mismo ejercicio lo pone en uno de sus géneros favoritos, el rock, ya que la génesis de grandes músicos viene desde abajo, que eventualmente han escalonado por la fama de sus letras y, por supuesto, sus melodías convertidas en clásicos internacionales.

“Si tú te pones a ver a los Rolling Stones o The Beatles, no eran precisamente Jean Paul Sartre cantando, y te digo más, no hay unas letras que sean tan sencillas en su intencionalidad, pero tan certeras y tan duraderas como las de José Alfredo Jiménez e, incluso, las de Juan Gabriel”, puntualiza.

“Chávez en güero”

Después de un clima álgido previo a la salida de Donald Trump de la presidencia de Estados Unidos, la aparente calma empieza a llegar al país norteamericano con la llegada de Joe Biden, por lo que Daniel Centeno, quien además tiene un doctorado en periodismo por parte de la Universidad Complutense de Madrid, España, observa que también en ese país, se vota “por el menos peor”.

“La cuestión era por lo menos sacar a Trump, porque era un loco, a mí no me gusta, y mira que a mí los venezolanos me han ‘querido matar’, porque, inexplicablemente, la diáspora venezolana considera que Trump era el salvador de la patria, es una locura pensar así”, comenta el escritor.

Con el ataque al Congreso estadounidense, la evidente crisis insostenible referente al coronavirus, y los agravios hacia la comunidad afroamericana con el asesinato de George Floyd, Daniel Centeno cree que empezó a cambiar la opinión del país sudamericano hacia el magnate estadounidense que ya dejó la Casa Blanca.

“Ahorita ya piensan diferente después de lo que pasó en el Congreso, que se dieron cuenta que era como Chávez en güero, pero es muy probable, y esta es una discusión eterna que tenemos los venezolanos cuando conversamos, que Biden sea un tanto blandengue, como que se ocupe más de cosas de acá y no le haga mucho caso a lo que pasa afuera”, expresa.

También puedes leer: La Barranca celebra 25 años de música

Exit mobile version