¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

PERFIL

El enigma Jeunet

Hidalgo Neira

Reconocido por ser el director detrás de Amélie (2001) y por tener una mirada irreverente en el cine francés, Jean-Pierre Jeunet, a sus 65 años, lleva un lustro separado de la realización fílmica, dejando la duda sobre qué ha sido de su vida


Sep 3, 2018
Lectura 3 min
portada post

La óptica locuaz de Jean-Pierre Jeunet, al estilo de Terry Gilliam —la cual reconoce como préstamo—, viene desde los tiempos en los que se dedicaba a la animación, cuando tenía 17 años y adquirió su primera cámara de video. Además, en sus inicios, hizo mancuerna con Marc Caro, con quien co dirigió sus primeros dos largometrajes: Delicatessen (1991) y La ciudad de los niños perdidos (1995).

Después de tropezar en Hollywood con la cuarta entrega de la saga del extraterrestre xenomorfo Alien: resurrección (1997), regresó a Francia donde cuatro años más tarde realizó la película que le colocaría para la eternidad dentro de la historia del cine.

Jean-Pierre Jeunet hizo El fabuloso destino de Amélie Poulain (2001), basada en el guión de Guillaume Laurant y la historia que juntos escribieron, que el director tenía en mente desde 1974.

El éxito fue instantáneo y la cinta conquistó a los cinéfilos de todas las latitudes, influencia que persiste hasta la actualidad, aunque el resto de sus filmes no han tenido la misma repercusión internacional después de Amélie.

Ahora, a sus 65 años, Jeunet se mantiene aislado del séptimo arte. Desde el año pasado, hasta julio de 2018, se exhibió parte del arte de sus películas en el Halle St Pierre en Montmartre, París, en la muestra titulada Caro/Jeunet

De este legado artístico, también sobresalen anécdotas conocidas y otras que se han ido perdiendo con los años, pero que valen la pena recordar hoy que es su cumpleaños.

De presupuesto exquisito

Para realizar su ópera prima, Caro y Jeunet apenas contaron con poco menos de cuatro millones de dólares para Delicatessen, por lo que tuvieron que usar a familiares y amigos como actores en el largo metraje. Ganó en los premios César cuatro estatuillas, en 1992.

El toque Gaultier

Aunque La ciudad de los niños perdidos fue concebida previa a Delicatessen, Jeunet tuvo que hacerla después por los costos de producción. Se logró la participación del diseñador de modas Jean-Paul Gaultier para que confeccionara los vestuarios, siendo nominado para los César.

Emiliy Watson, la primera opción

Antes de que Audrey Tautou se catapultara a la fama con el personaje de Amélie Poulain, la producción estaba planeada para hacerse con Emily Watson y con Londres, como locación. La actriz tuvo que declinar la propuesta por problemas de agenda y Jeunet reescribió el guión.

No a Harry Potter

A Jeunet le ofrecieron dirigir Harry Potter y la Orden del Fénix (2007), pero declinó la propuesta debido a que, al ser la quinta película de la franquicia del mago de Hogwarts, sabía que tendría poca injerencia creativa en el proyecto.

¿Plagio o no plagio?

A inicio de año, Jeunet acusó a Guillermo del Toro de haber plagiado una escena de Delicatessen en La forma del agua (2017), cuando el francés habló con el mexicano, este le respondió: “Todo se lo debemos a Terry Gilliam”.


Notas relacionadas

Sep 19, 2018
Lectura 5 min

PERFIL

Amy Sherman-Palladino empodera a la mujer

Hidalgo Neira


Sep 19, 2018 Lectura 5 min

Sep 5, 2018
Lectura 6 min

Ago 27, 2018
Lectura 4 min

PERFIL

Salsa con sabor a Blades

Hidalgo Neira


Ago 27, 2018 Lectura 4 min

Ago 3, 2018
Lectura 6 min

PERFIL

Wim Wenders, la conjugación y la tecnología

Hidalgo Neira


Ago 3, 2018 Lectura 6 min

Comentarios