Alejandro Ruíz, mejor conocido como “El Peluches” —un corredor que con su traje lleno de muñecos de felpa y algunas cornetas motiva a los participantes de las carreras a seguir adelante— fue atropellado el pasado martes 22 de febrero mientras trabajaba.

Lo anterior se debe a que Alejandro, además de ser un corredor único, es repartidor de tortillas en la colonia Educación de la alcaldía Gustavo A. Madero. Así, su hija dio a conocer, en una publicación de Facebook, que el accidente le había provocado fractura de pelvis y algunos golpes; sin embargo, estaba consiente.

Además, agregó que la persona que lo había atropellado no se hizo responsable de los gastos; no obstante, el corredor ya está en casa, en espera de una pronta recuperación, y aunque envió un saludo a todos, se encuentra triste debido a que no podrá moverse en 6 semanas.

Esta situación no le permitirá al corredor participar en el Maratón Lala, una carrera que se lleva a cabo en Coahuila, por este motivo, la hija de Alejandro Ruíz comentó que su viaje a Torreón quedaba cancelado.

¿Quién es Alejandro Ruíz “El Peluches”?

Alejandro Ruiz es una de las personas más únicas de la ciudad, pues a pesar de que su oficio es repartir tortillas, su pasión es salir a correr con un chaleco lleno de peluches colgados con seguros, sombrero de copa y anteojos de colores.

Él recuerda que su amor por las carreras nació de la curiosidad, ya que Alejandro veía como otras personas corrían, lo cual le llamó la atención: “decidí correr, y dije, voy a intentar correr y me gustó darle otro giro a mi vida”, comentó en una entrevista.

Conoce más: Corriendo con el corazón

Sin embargo, no siempre corrió lleno de peluches, esta idea surgió por sus ganas de motivar a otros corredores a seguir en la competencia y alentarlos a que lleguen juntos a la meta, ya que le gusta ver a las personas sonreír en las carreras.

Alejandro dio vida a este personaje colocando algunos muñecos de peluche en una cangurera, pero al paso de los kilómetros terminaban por caerse, por lo que tuvo que replantear su traje. De esta forma, llegó la idea de colocarlos en un chaleco con seguritos.

Correr con este traje no es sencillo, ya que pesa entre 10 y 15 kilos; además, en ocasiones los seguritos se desabrochan y lo lastiman todo el camino, sin embargo, asegura que todo vale la pena, ya que los momentos que comparte con los otros corredores son inigualables.

“Seguir motivándolos a que hagan deporte, y más si es correr, es mi función, alentarlos, animarlos, que no se queden, y así como le echan ganas a la carrera, que le echen ganas también a la vida”, comentó.

Luego de que se diera a conocer que “El Peluches” había sido atropellado y que nadie se hizo responsable por el accidente, muchas personas enviaron sus buenos deseos, además preguntaron por el número de cuenta de la familia para ayudarles con sus gastos.

Otras personas por su parte, indicaron que extrañarían a Alejandro en el Maratón Lala, mientras que algunos más comentaron que se colocarían un peluche en su traje de carreras, durante la competencia en Torreón, en honor a “El Peluches”.