¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Propósitos 2019

El anhelo del peso ideal

José Pablo Espíndola

Para muchas personas, enero es la fecha perfecta para “ponerse a dieta”; sin embargo, pocos de ellos consultan a un nutriólogo para hacerlo. La experta en salud Ivette Ramírez desmiente que la época decembrina sea la culpable del sobrepeso de los mexicanos


Ene 7, 2019
Lectura 7 min
portada post

Es muy común que la gente tenga como propósito de nuevo año bajar de peso para llegar a su talla ideal; sin embargo, está comprobado que nueve de cada 10 mexicanos que inician un régimen de disminución de peso abandonan su objetivo sin lograr los resultados que esperaban.

La mayoría de las personas que se disponen a “ponerse a dieta” se dejan llevar por recomendaciones de amigos o familiares, mientras otras tantas buscan consejos en Internet para poder llegar al tan anhelado peso ideal, pero Ivette Ramírez Melloh, nutrióloga especialista de Doctoralia, asegura que eso es un error, porque cada plan alimenticio es diferente para cada persona, dependiendo del sexo, talla, actividades o enfermedades que padezca.

“Para empezar, la palabra ‘dieta’ está mal empleada. Dieta es lo que te comes, si ingieres diario un panquecito, eso es tu dieta; entonces, a mí me gusta llamarlo plan equilibrado y para que sea así, debe cumplir con diferentes características”, explica la especialista, en entrevista con Reporte Índigo.

Un plan equilibrado, de acuerdo con Ramírez Melloh, no debe dañar para nada la salud, tiene que ser variado y completo, es decir, que contemple todos los grupos de alimentos. También que sea equilibrado, adecuado y personalizado, para eso debe tomar en cuenta la actividad, el sexo y la estatura de cada paciente. Finalmente, es importante que sea suficiente para que las personas obtengan las calorías que requieren.

La nutrióloga señala que lo recomendable es bajar entre medio kilo y kilo y medio por mes, dependiendo del sexo. “Para mujeres sería entre medio kilo y un kilo, y para hombres entre kilo y kilo y medio”, afirma

También comenta que estar delgado no siempre es síntoma de estar sano. “Si estás dentro de los parámetros recomendados puedes estar sano; sin embargo, debes acudir con un especialista para que te realice estudios de laboratorios, que vea si realmente estás dentro de los parámetros de grasa y de músculo, no es lo mismo 100 kilos de grasa, que 100 kilos de músculos, y también depende de tu edad”, dice Ramírez Melloh.

En la desesperación por bajar de peso, muchos mexicanos caen en las garras de los llamados “productos milagro” que ofrecen eliminar la grasa en pocos días para conseguir un cuerpo perfecto; pero éstos pueden ser peligrosos, ya que no cuentan con las medidas que exige Cofepris.

“Los productos milagro son mentira, porque lo que rápido se va, rápido regresa y peor. Puedes tener como riesgo deficiencias nutrimentales como de vitaminas, minerales, e incluso pueden dañar el hígado o los riñones. Los diuréticos te pueden provocar diarreas que dañan a nivel intestinal”, afirma la especialista de Doctoralia.

Lo recomendable siempre será visitar a un experto de la salud para poder implementar un plan equilibrado. Lo ideal es acudir cada 15 días hasta llegar al peso deseado. Después las visitas deberán ser cada seis meses, dependiendo de lo que cada persona requiera.

“Los nutriólogos no somos muy aceptados, somos médicos de cabecera sólo en enero y febrero, y desgraciadamente cuando hay un familiar enfermo es cuando nos visitan mucho; incluso, en los seguros somos un gasto innecesario”, considera Ramírez Melloh

Los mitos que rodean al peso

La gran mayoría de los mexicanos piensan que subieron mucho de peso debido a la época decembrina, pero la nutrióloga asegura que esto es falso, ya que está comprobado que en esta temporada las personas ganan entre medio kilo y dos kilos únicamente y es por la falta de actividad y porque comen cosas fuera de lo normal.

“Hay muchos pacientes que creen que subieron bastante de peso por las fiestas que acaban de pasar, pero la realidad es que nadie sube tanto de peso en una noche; entonces, que digan ‘quiero bajar 10 kilos en un mes’ o ‘a mí me recomendaron que con este jugo verde, que es muy famoso, voy a bajar todo lo que se pueda’.”

- Ivette Ramírez

Nutrióloga

“Siempre los concientizo sobre que si llegaron a ese peso fue paulatino y fue en un tiempo mayor a estas fechas. Es importante que sepan que no lo subieron en una noche”, explica la experta.

También existe el mito de que comer pura fruta es algo saludable, y sí, estos alimentos son sanos, pero en determinadas porciones, no sólo como único platillo. Se deben consumir verduras, productos de origen animal y cereales para conseguir una dieta equilibrada.

La nutrióloga además dijo que los retos que pasan en la televisión relacionados con cereales son peligrosos, ya que la combinación de leche con esos productos genera una gran cantidad de azúcar que a su vez forma grasa en el cuerpo.

Ante la pregunta de si el ejercicio es necesario para bajar de peso, la experta asegura que hay pacientes que tienen algún tipo de enfermedad y no se les recomienda que tengan que hacer ejercicio; sin embargo, éste es un gran aliado si se quiere llegar a un objetivo más rápido. Además, si no se hace nada de actividad física, las personas van a bajar el porcentaje de grasa, pero es posible que queden flácidas.

“Un nutriólogo es una guía que ayuda a llegar a un objetivo y que te enseña a cómo comer con responsabilidad, no es necesario quitar todo y comer lechuga y una pechuga para estar sano, porque eso también es una equivocación, lo ideal es un plan equilibrado y tener un aliado que te apoye con ese tema es importante”, finaliza.

¡Cuidado con la obesidad!

A decir de la psicóloga Alejandra González, directora de la Clínica NEMI (especializada en nutrición, sobrepeso y metabolismo), la obesidad es una enfermedad crónico degenerativa de origen y composición multifactorial por lo que su control requiere, precisamente, de una atención multidisciplinaria que brinde a los pacientes las herramientas necesarias para cumplir más fácil y con mayores probabilidades de éxito la meta de bajar de peso.

De acuerdo con González, la obesidad de una persona puede encontrar una fuente importante de origen en las emociones, por lo que su sobrepeso puede estar íntimamente ligado a la depresión o a la ansiedad. O bien, la acumulación de esos kilos de más pueden ser producto de la carga genética con la que ya nació y que ni siquiera tiene idea de cómo controlarla. O simplemente, se puede comenzar a ganar peso de manera involuntaria al realizar una combinación errónea de proteínas y carbohidratos en horarios desafortunados.

90% de mexicanos abandonan los planes nutrimentales

Por ello, una manera de ampliar el espectro de éxito para alguien que ha decidido entrar a un régimen de control de peso es atender las diferentes causas de la obesidad.

“Hay que brindar al paciente de obesidad un panorama integral de salud. Sí que contemple un plan nutricional, pues de ahí vamos a iniciar el control del sobrepeso, pero también que verifique su estado general de salud.

“Muchas veces nos hemos topado con gente que no sabe que es resistente a la insulina y por más calorías que reduzca y por más ejercicio que haga, ese padecimiento no le permitirá perder más que unos cuantos gramos; ahí es fundamental el concurso de un médico internista que examine e identifique este tipo de padecimientos.

“Y paralelamente hay que auxiliar al sujeto con un soporte emocional que descarte o combata alteraciones psicológicas que le estén llevando a la obesidad, por ejemplo la euforia o la depresión pueden tener un síntoma común”, explica González Roca.

Con la atención de estos cuatro flancos: nutrición, psicología, medicina interna y activación física es posible realizar un diagnóstico mucho más eficaz del tipo de factores que generan la obesidad.

Comentarios