Guy Montag tiene un oficio respetado, ser un bombero que cuida el orden en un futuro distante, pero en esta realidad alterna su oficio no es el de apagar el fuego, sino el de avivar las llamas contra objetos muy específicos: libros de cualquier tipo porque son un peligro al despertar la curiosidad de la sociedad.

Bajo esta premisa es que Ray Bradbury escribió Fahrenheit 451 hace 65 años, una novela que sigue vigente, sobre todo ahora en tiempos de las fake news y del gobierno de Donald Trump, que busca alterar la verdad.

“Esas cosas pueden haber estado siempre presentes, pero tenemos a alguien, nuestro inquilino actual, que es muy vulgar”, comentó Michael B. Jordan al portal The Daily Beast refiriéndose al presidente de los Estados Unidos.


Ray Bradbury pensó que al escribir su libro describiría un futuro que podría ocurrir a cinco décadas de distancia

Jordan encarna a Montag en la adaptación de HBO, su personaje se cuestiona la naturaleza de su trabajo, lo que eventualmente lo hace parte de un grupo insurrecto que se encarga de preservar libros a escondidas del Estado.

“Fue interesante ver cómo las redes sociales se han apoderado del conocimiento y parte de nosotros somos lobotomizados por esa tecnología. Ya no hacemos el esfuerzo de leer y de estar realmente informados, razón por la cual considero que esta película es tan actual”, dijo Sofia Boutella, quien personifica a Clarisse McClellan dentro de la trama, al diario canadiense The Star.

El horror ahora

Bradbury pensó que al escribir su libro describiría un futuro que podría ocurrir a cinco décadas de distancia, pero el autor se horrorizó al ver una noche a una pareja pasear a su perro en Beverly Hills, California.

“La mujer sostenía en una mano una pequeña radio del tamaño de un paquete de cigarrillos, con la antena temblando. De esto salieron diminutos alambres de cobre que terminaban en un delicado cono conectado a su oreja derecha. Allí estaba, ajena al hombre y al perro, escuchando los lejanos vientos y los susurros y los gritos de las telenovelas, caminando sobre el sueño, ayudados a subir y bajar por un esposo que bien podría no haber estado allí. Esto no fue ficción”, pronunció el mismo Bradbury en una entrevista radiofónica en 1956.

¿Qué tiene de diferente esa escena con lo que viven las nuevas generaciones? Sólo basta cambiar la radio por un Smartphone y la distopía sigue presente.

“¿Cuál es el valor de nuestro conocimiento? Para mí el interpretar a Beatty e intentar asimilar su punto de vista como mío, fue como entender que la gente simplemente no puede manejar el conocimiento”, dijo Michael Shannon a The Daily Beast sobre su interpretación del jefe de Montag en la nueva adaptación de HBO.

Bradbury: el chico Playboy

A los pocos meses de la publicación la novela, Bradbury también permitió que su escrito llegara a otro tipo de lectores. Hugh Hefner, quien era un ávido lector de ciencia ficción, le pidió al autor que imprimiera su novela en la naciente revista Playboy.

“Recuerden como eran los 50, una historia acerca de quemar libros en el futuro parecía tan perfecta para su tiempo y para la revista que estaba planeando publicar, lo que hice fue contactar al señor Bradbury y contarle lo que estaba haciendo y se entusiasmó y fue bastante amable como para permitirnos serializarlo en lo que creo fueron el tercero, cuarto y quinto número de Playboy”, recordó, en 2010, el fallecido Hefner.