La Ley de Patrimonio que mantiene cautivos en territorio nacional a grandes muralistas, evitó que una pieza clave de la producción de Diego Rivera alcanzara el mínimo de 6 millones de dólares para venderse el lunes en Sotheby’s de Nueva York. 

El mural digno de estar en algún museo mexicano era la pieza más cara en la venta cuya recaudación total fue de 17.5 millones de dólares, muy abajo del piso estimado en 30 millones y un escenario ideal de 40, según avalúos de las obras.  

El mural desmontable de 12 metros de largo solo recibió una oferta de 3 millones en la venta que rompió récords con Leonora Carrington y Remedios Varo, pero no consiguió vender tampoco la “Naturaleza muerta” de Rufino Tamayo que tenía el segundo avalúo más alto del paquete de 40 lotes. 

Entre los asistentes solo estuvieron tres paisanos regiomontanos del industrial del cemento (Lorenzo Zambrano), aunque según un comunicado del Axel Stein, director del área de arte Latinoamericano de la subastadora, hubo ofertas de todas partes del mundo aunque la mayoría de los compradores resultaron latinos. 

“Hacia la Torre”, de la española naturalizada mexicana Remedios Varo se vendió en 4.3 millones de dólares, superado casi un millón la valuación más alta de 3.5 millones. 

La británica Leonora Carrington resultó otra sorpresa al alcanzar el récord de venta con 2.6 millones de dólares. 

El magnífico autorretrato de David Alfaro Siqueiros con un estimado superior de 400 mil dólares alcanzó 509 mil.  Igualmente el de José Clemente Orozco, que salió en 827 mil dólares con un estimado superior de 800 mil. 

El contemporáneo Julio Galán, que no había logrado despegar en otras subastas, el lunes rompió su récord con 119 mil dólares.

A pesar de que las piezas de María Izquierdo eran muy representativas de su trabajo, ninguna de las dos ofrecidas encontraron comprador, igual que el Tamayo valuado entre 3 y 4 millones y una escultura de Javier Marín, que siguen siendo parte de la colección Zambrano que el próximo año pondrá en venta 30 piezas más en la misma casa subastadora.  

Por la tarde del mismo lunes la subastadora Phillips basada en Nueva York vendió dos Tamayo, uno en 725 mil dólares y otro en 845 mil. Un Diego Rivera se subastó por 750 mil dólares. 

Ayer Sotheby’s y su competidora Christie’s continuarían con otras subastas de Arte Latinoamericano. La primera tendrá hoy miércoles la primera venta de obra exclusivamente contemporáneo, en la que se esperan récords que pudieran superar a los maestros fallecidos.

RÉCORDS (en dlls)

Remedios Varo – 4.3 millones 
Leonora Carrington – 2.6 millones
Rodolfo Nieto – 497,000
Julio Galán – 118,750 
Carlos Mérida – 185,000 
Ángel Zárraga – 929,000
Armando Morales – 521,000
Rodolfo Morales – 437,000  
Roberto Montenegro – 173,000  
Juan Soriano – 329,000

SIN COMPRADOR (en dlls)

Diego Rivera – 6 mdd
Rufino Tamayo – 4 mdd
María Izquierdo – 450,000 
María Izquierdo – 600,000 
Fernando Botero – 70,000 
Javier Marín – 120,000
(Se presenta la valuación más alta para subasta)