Como cada 16 de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra el Día Mundial de la Tolerancia, una jornada en la que se busca el entendimiento y la comprensión mutua entre todas las personas.

Esta celebración data de hace poco más de dos décadas, pues fue impulsada por la ONU en 1996.

Esta organización mundial invitó a sus miembros, a través de su Asamblea General, a celebrar esta fecha por primera vez a mediados de la década de los noventa.

Mediante una iniciativa de la UNESCO, y la Declaración de Principios sobre Tolerancia y Plan de Acción de Seguimiento del Año, proclamó la celebración de esta fecha en todo el mundo.

Te sugerimos: LGBT + Allá del arcoíris, la muestra de la diversidad en Museo de Memoria y Tolerancia

Con esta celebración, la ONU busca fortalecer la tolerancia a través de la comprensión mutua tanto entre pueblos, civilizaciones y diferentes culturas, sin distinción de raza, idioma, sexo o religión. 

Otro de los compromisos de la ONU con esta celebración es alcanzar la cooperación internacional para hallar una solución a los problemas económicos, culturales, sociales y humanitarios, que aquejan al planeta. 

La organización mundial considera a la tolerancia como un deber moral que involucra a la sociedad en su conjunto, así como un requerimiento político y legal.

La ONU sostiene que los objetivos trazados con el impulso del Día Mundial de la Tolerancia deberán alcanzarse mediante la educación, desde temprano, de todas las personas, con el objetivo de desarrollar un comportamiento ético.