¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa

David Cronenberg. Guía a contrarreloj para entender al cineasta cosmopolita

Hidalgo Neira

David Cronenberg no se considera un director de cintas de grandes presupuestos, generalmente busca filmar en su país de origen y se ha hecho vocero e impulsor de proyectos fílmicos […]


May 16, 2013
Lectura 4 min

David Cronenberg no se considera un director de cintas de grandes presupuestos, generalmente busca filmar en su país de origen y se ha hecho vocero e impulsor de proyectos fílmicos apoyados por el gobierno canadiense. 

Fue el ícono del body horror en los setentas, pero también ha incursionado en los dramas históricos y thrillers psicológicos. 

En estos días, Cronenberg llega a las salas mexicanas con “Cosmopolis”, cinta  que lo impulsa al hacer una marcada crítica al consumismo y al imperialismo cultural estadounidense.

Su historia

Nacido en Toronto, criado en el seno de una familia judía de clase media, David Paul Cronenberg es hijo de padres dedicados al ámbito artístico: su madre a la música y su papá a la escritura y edición. Y tal parece que por consecuencia, él en su juventud tomó la pluma y siguió el camino de la literatura. 

Después de estar un año en Europa, en 1967 regresó a Canadá y se graduó en Literatura y lengua inglesa por la Universidad de Toronto, como el mejor de su clase. 

Se asoció con Ivan Reitman –director de comedias como “Los Cazafantasmas I y II”, “Gemelos” y “Un detective en el kínder”- y el gobierno canadiense les financió sus películas durante la década de 1970, lo que les abrió las puertas de Hollywood.

Con un interés particular por desarrollar historias de horror, Cronenberg generó controversia al mostrar películas como “Escalofrío mortal” (Shivers) y “Rabia” (Rabid), que formaban parte del género body horror, del que sería un ícono en la primera parte de su carrera.

En 1986 hizo el remake de “La mosca” (The fly), que lo lanzó a la fama y con la que dejó atrás sus filmes de horror para incursionar en nuevos géneros como thrillers psicológicos o dramas históricos.

La adaptación de la novela “Almuerzo al desnudo” (Naked lunch) tuvo una recepción mixta, pero se ha convertido en una cinta de culto con el paso del tiempo.

“Gemelos de la muerte” (Dead ringers) fue la primera colaboración entre Jeremy Irons y el cineasta canadiense. Después, en 1993, realizaron juntos el drama “M. Butterfly”.

Lejos del Blockbuster

Su primer libro, ‘Cronenberg on Cronenberg’,  lo escribió en 1992. Es un anecdotario biográfico de sus trabajos fílmicos hasta esa fecha.

Pero además tiene “eXistenZ”, que se editó como novela gráfica y de la que resultó una cinta, y “Red cars”, un guión editado a manera de libro conceptual y artístico de lo que debió ser una película de autos Fórmula 1 –Cronenberg es fanático de las carreras– pero que no se concretó por los altos costos que implicaba.

Adiós al horror, hola al thriller

Para 2002 lanzó ‘Spider’, una thriller psicológico con Ralph Fiennes que fue bien aceptado por la crítica mundial y una de las producciones más austeras de toda su carrera: costó solo 10 millones de dólares. Ni el director ni los actores cobraron por el trabajo realizado.

“Una historia violenta” (A history of violence) marcaría el inicio de una relación laboral con Viggo Mortensen, con quien colaboró nuevamente en “Promesas peligrosas” (Eastern promises) en 2007 y en “Un método peligroso” (A dangerous method), donde el actor encarnó al personaje del famoso psicoanalista Sigmund Freud.

‘Cosmopolis’ y la sátira de la sociedad moderna

En el festival de Cannes 2012 estrenó ‘Cosmopolis’, cinta basada en el libro de Don DeLillo que retrata la vida de un magnate durante su recorrido en limusina por la ciudad de Nueva York, para ir a cortarse el pelo al otro extremo de la ciudad.

Algunos críticos literarios califican el trabajo como una obra que refleja el nuevo mundo moderno. 

El actor Robert Pattinson, que destacó por la saga de “Crepúsculo”, se aleja de los vampiros y hombres lobo para ahora representar a  Eric Packer, el protagonista de esta cinta que también cuenta con la participación de Paul Giamatti, Samantha Morton, Juliette Binoche, etc.

Cronenberg no deja pasar el tiempo y a sus 70 años se encuentra pre produciendo su siguiente cinta, ‘Maps to the stars’, en la que volverá a hacer mancuerna con Robert Pattinson.

Comentarios