Reporte Indigo

Educación

Cuida la parte emocional de los menores en el regreso a clases

Ante el regreso a clases de los alumnos de educación básica en México atender la parte emocional también es primordial para los menores

Ante el regreso a clases de los alumnos de educación básica en México atender la parte emocional también es primordial para los menores

Ante el regreso a clases de los alumnos de educación básica en México, el centro de la atención ha estado en cumplir las medidas sanitarias para evitar contagios de COVID-19 y salvaguardar la vida del personal educativo y de los pequeños; sin embargo, atender la parte emocional también es primordial.

Para Sandra Schaffer, directora del Centro Psicoaprende y de la Fundación Neurociencias, existen otros contextos un poco más relevantes para preparar a los niños emocionalmente, porque regresarán niños cambiados, ya que tuvieron un mayor contacto con la familia, sin presión académica al estar en sus casas y otros más habrán experimentado situaciones potencialmente difíciles y hasta traumatizantes.


“Ahorita uno de los mayores retos será el poder ayudarlos a enfrentar el miedo y la incertidumbre de lo que vivieron y de lo que va a pasar en el futuro, porque se hablan de muchas cosas”

Sandra Schaffer

Sandra Schaffer, directora del Centro Psicoaprende y de la Fundación Neurociencias, brinda algunas recomendaciones para que padres y maestros puedan ayudar a los niños en su regreso a clases

La experta asegura que una de las áreas más importantes, en donde los maestros serán clave, es en la de ayudar a los alumnos a regularse emocionalmente, así que tendrán que escuchar y validar cada experiencia individual.

“He oído a quien dice ‘no, sus emociones están un poco exageradas de lo que siente el niño, a veces no es”, y yo les digo a ver, un sentimiento o una emoción nunca están equivocadas, porque no podemos controlar lo que sentimos, entonces, necesitamos ayudarle a los niños a generar sentimientos de pertenencia”, afirma Schaffer.

Algo también importante es volver a crear un clima constante y predecible, porque los alumnos ya no están acostumbrados a una rutina, porque estuvieron más de un año en sus casas pudiéndose levantar a diferentes horas, tomando clases en línea acostados en la cama y con pijama, es decir, necesitan estabilidad.

Ante este regreso, Sandra Schaffer, recomienda por sobre todas las cosas que tanto papás como maestros mantengan una actitud de empatía con los alumnos, para valorar cualquier cosa que les comunique que algo no va bien y se le pueda dar la atención necesaria.

Otro punto para resaltar es el atraso académico que presentarán muchos de ellos, ya que al ser procesos secuenciales, en donde si no se sabe el contenido anterior será difícil adquirir lo que sigue, será necesario reforzar los conocimientos y elaborar estrategias de aprendizaje donde el tiempo se optimice para que no queden lagunas académicas.

“Sé que para la mayoría de los profesionales en el área de salud la mejor solución es regresar al colegio por la salud mental, social y académica, pero también es importante tener en cuenta que dentro de un salón de clases tenemos un gran porcentaje de niños con ciertas dificultades de nivel emocional y de aprendizaje, como hiperactivos o con problemas de lenguaje o conductuales , eso siempre ha existido, pero ahorita con el regreso hay que poner más atención”, indica la experta.

También puedes leer: Apoyo emocional a personal médico, una necesidad

Exit mobile version