Fue en 1975 cuando la reina Isabel II hizo su primer viaje oficial a México durante el gobierno del presidente Luis Echeverría Álvarez, ocho años después regresó a tierras aztecas durante el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado.

En ambos viajes, la reina Isabel y su esposo el Duque de Edimburgo tuvieron la oportunidad de conocer varios lugares del país como Guanajuato, Veracruz, Cozumel, Acapulco, Michoacán entre otros.

La visita de la monarca ocurrió en el marco del 150 aniversario del primer acuerdo comercial entre Reino Unido y México en 1825.

Tanto la reina como el duque tuvieron unas de las bienvenidas más cálidas jamás registradas en el país, incluso se convirtió en un evento nacional.

La visita de la soberana de Inglaterra ocurrió el 24 de febrero de 1975, coincidió con el Día de la Bandera en México y fue la primera vez que un monarca llegó a tierras mexicanas.

Comenzando con su llegada al país, la reina Isabel y su esposo el Duque de Edimburgo llegaron en el yate real llamado “Britannia” a Cozumel por el puerto Morelos, en Quintana Roo.

La pareja abordó un avión directo a la Ciudad de México, donde la recibió por el presidente Luis Echeverría y la primera dama María Zuna, quienes prepararon un homenaje en el Zócalo.

Lee también: ¿Por qué Isabel II era reina de Canadá, Australia, Nueva Zelanda y 11 países más de la Mancomunidad de Naciones?

Al llegar a México, visitaron la zona arqueológica de Teotihuacan, luego viajaron a Guanajuato. El siguiente destino fue Oaxaca, donde su Majestad pudo presenciar la ‘Guelaguetza’.

En ese momento, la soberana confesó que nunca había visto tanta gente en las calles.

Casi al final de su recorrido, la pareja real visitó Yucatán y después viajaron a Veracruz para partir nuevamente a tierras británicas a bordo del barco ‘Britannia’.

La reina Isabel II volvió a México

En 1983, la reina Isabel II y Felipe de Edimburgo regresaron al país azteca.

En esta ocasión arribaron al puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero, de nueva cuenta en el yate ‘Britannia’.

En ese momento, la recibió el expresidente Miguel de la Madrid para guiarlos un recorrido por toda la costera.

La siguiente parada en su visita fue el municipio de Lázaro Cárdenas en Michoacán donde la reina recorrió las instalaciones de Sicartsa.

El siguiente destino fueron las playas de Puerto Vallarta y finalmente llegaron a La Paz en Baja California Sur en el yate real “Britannia”.

La pareja real regresó a Inglaterra el 25 de febrero de 1983 y así concluyó su segunda y última visita a las tierras.