¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

Crítica Bad Boys para siempre: Kate del Castillo y su nueva telenovela

Carlos Ramírez

Querido cinéfilo, esta crítica de ‘Bad Boys’ NO CONTIENE SPOILERS, por lo que si no has visto la película puedes leerla tranquilamente


Ene 19, 2020
Lectura 4 min
portada post

En Bad Boys for life dos polis negros en retiro, uno de ellos ya abuelo, visten Calvin Klein, usan lentes negros, recuerdan los viejos y buenos tiempos y viajan a bordo de un Ferrari: el retiro, casi.

Casi porque es la actriz mexicana Kate del Castillo quien saca del retiro a Will Smith y Martin Lawrence con un papel que recuerda mucho a La reina del sur.

Dirigida por los cineastas poco conocidos Adil El Arbi y Bilall Fallah, Bad Boys for life es la primera cinta que Michael Bay (Transformers, 2007) no dirige y, en Estados Unidos, ya lleva más de 59.17 millones de dólares recaudados.

¿DE QUÉ VA?

Mike Lowery y Marcus Burnett, policías a punto de retirarse, regresan a combatir el crimen después que un peligroso cartel de drogas mexicano busque asesinarlos por un motivo oculto en el pasado.

LO BUENO: LA ACCIÓN Y EL HUMOR

Antes de grabar, los directores belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah tenían enfrente un desafío importante: tomar una película de los 90s y dotarle de frescura para que no fracasara como muchas de las cintas de hoy en día.

Jumanji o Men In Black son algunos de los éxitos noventeros que, al día de hoy, se han convertido en basura pura por su nula originalidad; sin embargo, ese no es el caso en Bad Boys for life.

El filme de comedia tiene un humor basado en varias referencias a las entregas pasadas, a la crisis de la mediana edad y al conflicto que algunas generaciones mantienen con los jóvenes y la tecnología.

Así, chistes de pastelazo y doble sentido son la base de la comedia de la película, misma que ni siquiera se toma en serio y se burla de las convenciones más clásicas del género.

Por ejemplo, la aparición de la mexicana Kate del Castillo, en su papel de una narcotraficante que tiene una deuda que saldar con uno de los Bad Boys, es aprovechado para burlarse de las telenovelas mexicanas.

El exacerbado dramatismo, quizás a propósito, de Kate del Castillo lleva a uno de los protagonistas a decir que se siente como si estuviera dentro de una telenovela.

De ese modo, no sólo la comedia es una de la bondades de la cinta, sino que las escenas de acción están muy bien logradas gracias a los stunts, o dobles de acción, que participaron dentro del filme.

Persecuciones, balaceras y peleas cuerpo a cuerpo están diseñadas con un muy buen ritmo, mismo que va en ascenso lo que mantiene la atención en el espectador.

LO MALO: TELENOVELESCA Y EXTENSA

A pesar de que la misma película se burla de su tonalidad dramática y telenovelesca, lo cierto es que eso también le resta calidad al tener sobreactuaciones de Kate del Castillo en su personaje de narcotraficante.

Un personaje poco creíble y muy convencional por parte de Kate es lo que llega a pesar dentro de la historia, por lo que no es una sorpresa que por momentos la cinta se sienta exageradamente dramática y fuera de lugar.

De hecho, esto llega a combinar de una pésima manera con el tono cómico de la cinta, por lo que el drama se convierte, más bien, en una debilidad para la película.

Finalmente, el filme podría llegar a sentirse extenso y cansado debido a que, extrañamente, la resolución de los conflictos se complica y la distancia de una simple experiencia cómica y agradable.

RECOMENDACIÓN: 3 ESTRELLAS DE 5 (REGULAR)

Lee: Crítica Rocketman: cine LGBT+ sobrevalorado que ganará premios


Notas relacionadas

Feb 6, 2020
Lectura 5 min

Comentarios