Reporte Indigo

CienciaYTecnología

Conacyt nombra a Elena Roces, madre de Álvarez-Buylla, como Investigadora Emérita

Elena Dorronsoro Roces, madre de María Elena Álvarez-Buylla, actual directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), fue nombrada como Investigadora Nacional Emérita, máxima distinción que da el instituto por medio del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Así lo dio a conocer el propio Conacyt, que compartió el “Aviso de resultados de la Convocatoria 2021 para la distinción de Investigador(a) Nacional Emérito (a) en el Sistema Nacional de Investigadores”.

Lo anterior después de la Cuarta Sesión Extraordinaria 2022 del Consejo General del Sistema Nacional de Investigadores, el cual se llevó a cabo el pasado 17 de marzo.

Esta distinción se le otorgó por su gran trayectoria y logros académicos, por su labor docente y profesional de más de 30 años, por contar con el nivel 3 del SNI (el más alto), por sus aportaciones a la ciencia y la formación de nuevos investigadores e investigadoras.

Elena Roces tiene perfil deseable en el PRODEP, participa en el Cuerpo Académico 02: “Biología experimental”, que está Consolidado; ha publicado 75 artículos en revistas indizadas, tres libros, cinco capítulos de libros y seis memorias en extenso. Es Premio Colima al Mérito en Ciencias y ha asesorado a 37 tesistas de licenciatura, maestría y doctorado.

En entrevista, dijo sentirse muy contenta por la distinción y agradeció sobre todo a las personas con las que ha estado trabajando, colegas y estudiantes, “porque éste no es trabajo de una sola persona”.

A sus 88 años de vida dice que es difícil seguir trabajando, pero que una distinción como la de ser Investigadora Nacional Emérita es de gran ayuda y estímulo para continuar su labor con mucho entusiasmo.

Puedes leer: Conacyt desecha denuncia de plagio en contra del fiscal Gertz Manero con polémico argumento

Ella es la primera mujer en la historia de la Universidad de Colima en alcanzar esta distinción, que ha sido otorgada históricamente a tres investigadores: el doctor Ramón Álvarez-Buylla de Aldana (fallecido), el doctor José Antonio Sánchez Chapula (jubilado) y ahora a ella, que aún sigue activa.

Al ser éste el mes que conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad, pidió a las jóvenes en formación “que les encanta la ciencia, que sigan trabajando y que lo hagan con mucho gusto, al lado de otros colegas y de estudiantes, en temas importantes para la sociedad; “ahora hay muchas mujeres trabajando en ciencia. Cuando empecé había pocas, pero ahora creo que es la era de las mujeres. Me maravilla la cultura que van teniendo, la educación. Hay una gran diferencia”.

Finalmente, dijo que dedicaba el premio a don Ramón Álvarez-Buylla de Aldana, su marido y con quien desarrolló buena parte de su trabajo científico; “fue fundamental para mí, así como sus enseñanzas. Lo tuve como maestro y colaborador. Muchos años trabajando con Ramón y la verdad es que eso no se va a quitar nunca. Mi marido me llevó por un camino fabuloso: el de la ciencia. Se lo debo a él y se lo dedico a él”.

Salir de la versión móvil