Científicos y centros de estudios aeroespaciales advirtieron que un cohete chino, que se encuentra fuera de control, podría impactar contra la Tierra este sábado; sin embargo, se desconoce con precisión el lugar y la hora en donde lo hará.

Se trata del impulsor del núcleo de la nave espacial Gran Marcha 5B, la cual fue lanzada al espacio con el tercer y último módulo experimental, el pasado 31 de octubre por la Administración Espacial Nacional de China (CNSA).

Conoce más: VIDEO: Así despegó el cohete de la misión Crew-5 que viaja a la Estación Espacial Internacional

El impulsor del cohete chino tendrá un reingreso descontrolado a la Tierra, debido a que esta parte de las naves espaciales no está diseñada para alcanzar órbita, ya que cuando el combustible se acaba, se separa y cae del cielo.

Así sus trayectorias están planeadas para que una vez que cumplan su función caigan en un área segura; sin embargo, éste no se desprendió y alcanzó la órbita de la Tierra, haciendo que su reingreso no pueda ser controlado.

De esta forma, se tiene una gran incertidumbre por el lugar y la fecha en la que caerá el impulsor del núcleo del cohete, el cual tiene un peso estimado de 22.5 toneladas y un tamaño aproximado de un edificio de 10 pisos, aunque se espera que solo 5 o 9 toneladas sobrevivan al reingreso e impacten contra la Tierra.

Esta situación resulta alarmante, ya que Aerospace Corporation explica que presenta riesgo para la seguridad humana y daños a la propiedad, ya que más del 88 por ciento vive bajo la huella potencial en donde se haría el reingreso.

“Está muy por encima de los umbrales comúnmente aceptados”, señaló la corporación estadounidense, por este motivo, los expertos del Centro de Estudios de Desechos Orbitales y de Reentrada se encuentran rastreándolo.

Así, según con la trayectoria que sigue, las predicciones de los científicos apuntan a que el cohete chino chocará contra la Tierra este sábado 5 de noviembre a las 4:51, del Tiempo Universal Coordinado.

No obstante, esta medición tiene un margen de error de 14 horas, lo cual también implica una diferencia de kilómetros del lugar en el que podría caer, por lo que el centro de estudios señaló que se requiere una preparación preventiva.

“Factores como la forma descontrolada de descenso del núcleo del cohete y su tamaño, que es demasiado grande para quemarse por completo en la atmósfera terrestre, presentan colectivamente riesgos lo suficientemente altos como para requerir una preparación preventiva adicional en todo el mundo”, compartió.

Pues incluso, los Centros de Operaciones de Seguimiento y Vigilancia Espacial de la Unión Europea prevén que el reingreso del cohete chino fuera de control a la Tierra ocurra entre este viernes y sábado.