Hay monstruos que salen por debajo de la cama o desde los más profundos pensamientos, pero en esta ocasión fueron llevados al escenario, invocados a través de la compañía de danza Cas Public con la pieza “The Monsters”, la cual fue realizada por segunda y última ocasión en el Teatro Principal, como parte de las actividades del 50 Festival Internacional Cervantino.

Puedes leer: Enfrenta tus miedos a través de la danza de la compañía Cas Public 

Luz, sombras, reflejos, colores fantasmagóricos y fuerzas intangibles se unen para esculpir los cuerpos danzantes de la compañía de Quebec. Bajo la dirección artística de Hélène Blackburn y los juegos de luz creados por Lucie Bazzo, los bailarines congregan a los monstruos que surgen desde la niñez.

Seres espeluznantes son proyectados en el escenario, conviven junto a los bailarines, quienes comienzan la danza; el movimiento entre sus más peores pesadillas. No obstante, con cada paso que dan, los bailarines se convierten en una especie de alquimistas al poder iluminar la oscuridad donde habitan estos monstruos y así poco a poco enfrentarlos.

El ritmo, marcado por la música de la banda electrónica originaria de Montreal, Dear Criminals, desata una atmósfera donde lo conocido se convierte en lo desconocido, lo familiar se hace extraño y lo perturbador se vuelve consolador.

Desde objetos iluminados como libros y auriculares, hasta juegos de reflejos, elementos inesperados y sorprendentes cobran vida y se suceden en delicada sucesión, engañando el sentido de la percepción.