Olas gigantes, de más de 6 metros de altura, interrumpieron un casamiento y destruyeron barrios costeros a su paso, en la zona sur de Hawai.

El fenómeno, causado por los remanentes del huracán Darby, provocó la destrucción de cientos de casas, comercios y rutas.

El distrito de Keauhou fue uno de los más afectados, pues de acuerdo a medios locales, cascadas de agua se precipitaron sobre los tejados de los edificios y casas aledaños a la costa el domingo, y alertaron sobre varias viviendas que habrían sufrido daños severos.


“La corriente y las olas se hicieron muy grandes alrededor de las 4 o las 5 de la tarde y no se calmaron hasta las 10:45 de la noche”, dijo a Hawaii News Now una residente de la zona afectada.

Socorristas realizaron al menos 319 rescates, de surfistas y nadadores, en las costas de Oahu y unas 7 mil 500 acciones preventivas, según Ocean Safety.

Olas gigantes sin precedentes

El Servicio Meteorológico Nacional calificó a las olas gigantes en Hawai cómo un oleaje “histórico”.

Para evitar mayores consecuencias, varios de los parques de las playas estatales ubicadas a lo largo de las costas sureñas de Hawai llevan dos días cerrados.

El oleaje en las costas de Hawai durante el fin de semana es el mayor registrado durante una década, de acuerdo con el Departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawai.

Este organismo advirtió sobre las consecuencias de las “grandes olas e impactos costeros” que comenzaron el sábado y adquirieron mayor intensidad el domingo.

Te sugerimos: Darby se intensifica a huracán de categoría 4 en el Pacífico; no afectará a México

“Se espera que el agua del océano ocasionalmente barra partes de las playas por olas rompientes y corrientes marinas muy fuertes”, alertó el pasado sábado, la Agencia de Manejo de Emergencias de Hawai (EMA).

Los Servicios de Defensa Civil abrieron una línea para quienes hayan sufrido daños graves tras el impacto de las fuertes olas.

Incidentes se hacen virales

El impacto de una ola en una boda celebrada cerca de la playa, recorrió las redes sociales.

Una gigantesca ola que superó un muro e impactó el lugar, lo que hizo retroceder a los invitados, quienes estaban aterrados ante el fuerte oleaje.

Aunque nadie resultó herido, las corrientes se apoderaron de unas cuantas mesas y de la barra principal, aunque los novios no perdieron ni la comida ni el pastel, por lo que el festejo siguió adelante.

“No creíamos que fuera a superar el muro”, dijo a Hawaii News Now Dilon Murphy, el novio, mientras que la novia, Riley Murphy, agregó “definitivamente no paró la fiesta, seguimos adelante”.