Bibiana Candia, tras las huellas del esclavismo

La periodista y autora española Bibiana Candia encontró una historia escondida con el paso del tiempo: en el siglo XIX, una comunidad de gallegos fue privada de su libertad en Cuba para trabajar forzadamente en los campos de caña de azúcar. Todo esto lo expone en la novela Azucre

La periodista y autora española Bibiana Candia encontró una historia escondida con el paso del tiempo: en el siglo XIX

La periodista y autora española Bibiana Candia encontró una historia escondida con el paso del tiempo: en el siglo XIX

Comparte esta nota

Primero le llegó un rumor, una especie de leyenda extraña que parecía inverosímil. Una amiga de la periodista Bibiana Candia le comentó que, en 1853, poco más de mil 700 personas provenientes de Galicia fueron llevadas a Cuba con engaños, se les prometía una vida de ensueño, un trabajo digno, pero al pisar la isla del caribe no sucedió.

Los gallegos fueron esclavizados para trabajar en los campos de azúcar y la tragedia comenzó para toda una generación. Ahora, en el presente ya solo existe la idea desdibujada de lo que ocurrió, por eso Candia encontró una idea hipnótica que la sumergió a profundidad y decidió escarbar más y más.

El resultado fue Azucre, novela que recupera esta parte de la historia y que a la escritora le tomó dos años de investigación y redacción, entre 2017 y 2019; además, la escribió desde una especie de “exilio”, viviendo en Berlín, Alemania.

“Primero fue descubrir qué era real, porque cuando me lo contaron yo era muy escéptica, pensaba que había sido una anécdota, de unos pocos que habían tenido mala suerte y que era una historia que va pasando oralmente y crece y se va fabulando, pero no, efectivamente, mientras más investigaba me daba cuenta de que había sido un escándalo terrible”, argumenta la periodista.

Azucre fue publicado por la editorial independiente Pepitas de Calabaza y se encuentra disponible para su venta en línea, tanto en formato físico como E-Book

Candia comenzó su carrera en el mundo de la escritura de una manera diferente, ya que ella publicaba poemarios y continuaba con su profesión como reportera; para ella, el adentrarse a estas crónicas de horror humanitario fue todo un reto completamente diferente.

“Esto no me llegó por memoria popular y eso me hizo obsesionarme con esta historia. El producto final fue esta novela y en eso ¡llegó la pandemia!, justo cuando empecé a mover el manuscrito y todo se paró, por eso salió un año más tarde de lo que sería lo normal; al final, la literatura lo que tiene es que camina con sus propios tiempos, pero sí confieso que fue frustrante”, explica la autora de origen gallego.

Candia ya trabaja en otro volumen histórico, pero que no es continuación de Azucre, por tabúes personales comenta que prefiere no ahondar en lo que está escribiendo, pero sí agrega que el ir tras crónicas y repasar hechos del pasado ahora es un gusto peculiar.

Azucre fue publicado por la editorial independiente Pepitas de Calabaza y se encuentra disponible para su venta en línea, tanto en formato físico como E-Book; además, sus poemarios publicados a la fecha son La rueda del hámster (2013) y Las trapecistas no tenemos novio (2016). También cuenta con un libro de cuentos: El pie de Kafka (2015).

Todo a la literatura

Candia se dedica al periodismo cultural desde hace años, pero describe que la meta está en pasar completamente al ámbito de la escritura, lo que espera conseguir eventualmente.

“Soy periodista cultural, porque quiero ser autora, no ha sido al revés, mi vocación real es la de escritora, eso es en lo que me enfoco, por eso en cuanto salió Azucre busqué seguir, vaya, es una puerta abierta”, dice la reportera.

Sin embargo, resalta que gracias al periodismo es que Candia se ha podido foguear en escribir a profundidad, además agradece que en los medios que ha publicado no le han impuesto ninguna restricción y la han dejado redactar los temas libremente.

“Estoy muy agradecida con el periodismo, porque es un gran gimnasio para la escritura, es muy bueno y me ha hecho mejor escritora. El enfrentarme a fechas de entrega, a presión, en realidad, que eso es lo que tiene y te hace mejor, en verdad no me gustaría dejarlo del todo, porque creo que ese estado de alerta constante, te hace mucho bien a la hora de escribir”
Bibiana CandiaPeriodista

Las bondades de Berlín para Bibiana Candia

Durante la década de 2011 al 2021, Bibiana Candia residió en Berlín, una decisión que le cambió su vida, pero que le ayudó a observar un panorama distinto de esta sociedad, que ha sido críptica por décadas y de la que existen todo tipo de ideas preconcebidas para quienes no son o han estado en Alemania.

“Jamás me hubiera visto en Alemania, me pensaba en Londres o Italia, a lo mejor, en un lugar más acorde con mi carácter, y cuando llegué lo vi y lo viví, pues me resultó muy estimulante, es un poco ¡como irse a vivir a otro planeta!”, admite la escritora.

Resalta que esta capital es un lugar sumamente artístico, lo que le ayudó a adentrarse a profundidad en su meta de ser escritora, aunque sí admite que hay un choque sociocultural, por ejemplo, extrañó muchísimo el sentido del humor, algo que es más duro en los teutones y que con los hispanohablantes se presta más a un gusto atrevido o simple.

“Creo que a mí me vino muy bien escribir Azucre desde la distancia, porque recordaba, incluso, mi propia tierra de esta manera, porque cuando escribo esta parte gallega, la escribo desde otro lugar y con mi conciencia de haber salido de mi lugar de origen, además echaba de menos muchas cosas como la comida, la familia, los amigos y el sentido del humor, simplemente, el modo de estar en el mundo, que parece que es algo intangible, pero es algo muy reconocible”, explica.

Te puede interesar: Jesús Carrasco escribe sobre la vejez en su libro “Llévame a casa”

Salir de la versión móvil