Con la consigna de traer “igualdad, diversidad y pluralidad”, un grupo de mujeres reunidas en un chat y con ideas en común decidieron fundar un nuevo brazo político que catapulte su visibilidad en México, sobre todo para quedar como funcionarias públicas en las votaciones de este 2021. Así lo manifiestan en la plataforma Aúna, que reúne voces de Nuevo León, Oaxaca, Ciudad de México, Jalisco, Puebla, Guanajuato y Colima, entre otros estados del país, ya que el hartazgo político les ha llevado a manifestarse en lo virtual, pero la acción real se piensa tomar al llegar a cargos dentro de los partidos políticos preestablecidos.

“No estamos peleadas con los partidos políticos, al contrario, son las piezas con las que hoy por hoy vamos a jugar, porque estamos en este sistema y no pretendemos para nada saltarlos”, platica Tania Sánchez, quien es parte del núcleo fundador de Aúna.

Actualmente, el grupo de más de 70 mujeres ya tiene a 50 “nominadas” que aspiran a conseguir candidaturas; están conscientes de que, si su camino fuera la candidatura independiente, esta sería quedar marginadas de un reflector mayoritario.

“El trabajo que estamos haciendo sí es vía los partidos, nosotras no somos un partido, somos una plataforma, donde hemos estado buscando tener nominadas dentro de los diferentes partidos”, subraya la cofundadora.

Esta iniciativa social, al ya tener escogida a sus abanderadas para la elección 2021, tiene contemplado reclutar a más voces para futuras votaciones, y así hacer una red de conciencia social para transformar el núcleo del patriarcado mexicano.

La historia por escribir en Aúna

Aúna es apenas una idea que empieza a tener un camino en desarrollo, por lo que el grupo de mujeres entusiastas necesita todavía gestionar cómo tener recursos económicos propios y además definir si serán una asociación civil, una organismo sin fines de lucro o plataforma de comunicación política virtual.

“Eso es una historia por escribirse, aún no estamos constituidas bajo ninguna figura jurídica. En algún momento se necesitarán más recursos de los que actualmente tenemos. Somos realmente una red de articulación que destaca y usa los recursos que cada una de nosotras tenemos”, precisa Tania Sánchez.

A través de la voluntad de las fundadoras y de su sinergia se ha podido levantar este proyecto de y para mujeres, que desea transformar el escenario de las políticas públicas en México.

“Hasta ahorita ha sido completamente voluntario, la serie de acompañamientos que hemos podido hacer, el trabajo de comités, talleres que se han ofrecido, ha sido simplemente con base de movilizar los recursos que nosotras también tenemos a la mano”, se sincera la organizadora.

También puedes leer: Paridad a conveniencia en candidatura de mujeres