¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

QueenOfSoul

Aretha Franklin, la voz del alma

José Pablo Espíndola

La cantante, que murió ayer a los 76 años, es un ejemplo de empoderamiento negro y de liberación feminista; su música impactó a artistas como Beyoncé, Whitney Houston y Mariah Carey


Ago 17, 2018
Lectura 7 min
portada post

Su voz tenia la fuerza para llevar a las personas al cielo y hacer vibrar sus corazones con múltiples emociones. Su vida fue ejemplo de empoderamiento negro y de liberación feminista. Aretha Franklin le cantó al amor, a la lujuria y a Dios. Ayer, a los 76 años, murió este ícono de la música mundial, pero su voz será eterna, incomparable e inalcanzable.

Franklin fue una diva, una diosa, “la reina del soul” que con fuerza luchó en un mundo lleno de racismo para hacerse de un lugar y así ganar el respeto que merecía. El cáncer le ganó la batalla, pero la historia la premió con la inmortalidad.

Aretha nació el 25 de marzo de 1942 en Memphis, Tennesee, Estados Unidos, comenzó cantando en Detroit, en la iglesia de su padre, el reverendo C.L. Franklin, y realizó sus primeras grabaciones de góspel con 14 años, junto a sus hermanas mientras aprendía a tocar el piano.

El padre de Franklin, casado por entonces con Barbara Siggers, era conocido como “la voz del millón de dólares” por sus sermones y contaba con Martin Luther King, entre sus amigos más cercanos.

Su potente voz le permitió firmar con Columbia Records y se mudó a Nueva York, donde grabó su primer sencillo, “Today I Sing the Blues”. Pero fue con Atlantic Records donde encontró el éxito. En 1967, interpretó “Respect”, de Otis Redding, y ese inolvidable tema la llevó al número uno de ventas en Estados Unidos.

Clásicos como “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman”, “I Say a Little Prayer”, “Chain of Fools”, “Think”, “I Never Loved a Man the Way I Love You” y “Day Dreaming”, son parte de su carrera que impactó a artistas como Beyoncé, Whitney Houston y Mariah Carey.

Para Henry Louis Gates Jr., profesor de la Universidad Alphonse Fletcher Jr y director del Centro Hutchins para la investigación africana y afroamericana, Aretha Franklin fue la voz y el rostro de un nuevo género de música popular estadounidense.

“El soul era un fenómeno porque representaba un género cruzado, la música negra se movía desde el mercado segregado, como gran parte del rhythm & blues, hacia la corriente principal de la cultura popular estadounidense. Y la persona que conducía ese movimiento era Aretha Franklin”

La cantante ganó 18 premios Grammy, un Kennedy Center Honors, la Medalla Nacional de las Artes, la Medalla Presidencial de la Libertad y fue la primera mujer en entrar al Salón de la Fama del Rock & Roll. Actuó para los presidentes Jimmy Carter, Bill Clinton y Barack Obama y cantó en el funeral del reverendo Martin Luther King Jr., en 1968.

En febrero de 2017 anunció su retiró de los escenarios y aprovechó esa ocasión para asegurar que grabaría un último álbum con Stevie Wonder, el cual nunca vio la luz. Su última actuación en público fue en noviembre de 2017 en un concierto, en Nueva York, de la Fundación Elton John para la lucha contra el sida.

Respeto para todos

Una de sus canciones más icónicas fue “Respect”, la cual, en su voz se transformó en un himno del feminismo y de la lucha racial.

Originalmente la canción había sido escrita y grabada por Otis Redding, pero la versión de Franklin, de 1967, la transformó por completo. Redding planteaba la canción desde la óptica de un hombre que trabaja todo el día, que trae el dinero a casa y que llega al hogar a reclamar “respeto” a su esposa.

“La reina del soul” le quitó el tono machista al tema y lo transformó en lo que fue desde entonces, un poderoso himno feminista que también fue abrazado por el movimiento de derechos civiles.

“La canción se convirtió en el himno del movimiento Black Is Beautiful. Todos cantaron eso. Eso era aplicable a un individuo afroamericano, al movimiento de mujeres afroamericanas, al movimiento político afroamericano más grande. Y en términos de autoestima, lo que todos querían era respeto”

- Henry Louis Gates Jr

Ella incorporó al movimiento el poder de una mujer para trascender, para cantar su propia canción, el poder de una mujer negra para contar su propia historia e irradiar. “Su música y su ser eran radiantes y convincentes por esa razón. Ella personificó el Black Is Beautiful”.

“Respect”, de Aretha Franklin, rápidamente escaló las listas de éxitos hasta llegar al número uno, consolidando por primera vez la carrera de la artista. La canción se grabó el día de San Valentín en los estudios que Atlantic tenía en Broadway. Ella sólo tenía 24 años.

El mundo se rinde ante la reina

Su familia, además de diversas personalidades del mundo del espectáculo y la cultura, expresó el dolor que les causaba la partida de este ícono musical.”En uno de los momentos más oscuros de nuestras vidas, no somos capaces de encontrar las palabras apropiadas para expresar el dolor de nuestro corazón. Hemos perdido a la matriarca y roca de nuestra familia. El amor que tuvo por sus hijos, nietos, sobrinas, sobrinos y primos no encontró límites”.

La familia Clinton emitió un comunicado en el que aseguraba que Franklin es “uno de los mayores tesoros nacionales de Estados Unidos. Ella agitó nuestras almas durante más de 50 años”.

18 premios Grammy ganó la cantante

Y además, menciona que “ella siempre será la reina del soul y mucho más para todos los que la conocieron personalmente, y también a través de su música”.

Por su parte, Barack y Michelle Obama aseguraron en un comunicado que su don de la música “permanecerá siempre para inspirar a todos. En su voz podíamos sentir nuestra historia: nuestro poder y nuestro dolor, nuestra oscuridad y nuestra luz, nuestra búsqueda de la redención y nuestro respeto ganado con tanto esfuerzo”.

Paul McCartney escribió en Twitter: “Tomemos todos un momento para dar las gracias por la hermosa vida de Aretha Franklin, la Reina de nuestras almas, que nos inspiró a todos durante muchos años. Será extrañada pero la memoria de su grandeza como música y como buena persona vivirá con nosotros para siempre”.

El presidente de EU, Donald Trump, rindió homenaje a la cantante: “Ella era una gran mujer, con un maravilloso regalo de Dios, su voz. ¡La echaremos de menos!”.

El alcalde de Detroit, Mike Duggan, lamentó el fallecimiento y dijo que tuvo el honor de haber otorgado a la artista la llave de la ciudad el año pasado. “Se ganó el amor y el respeto de millones de personas, no sólo por ella misma, sino por la ciudad que tanto amaba y que llamaba hogar. Estamos profundamente entristecidos de que ella haya fallecido”.

Barbara Streisand dijo que era difícil concebir un mundo sin ella. “No sólo fue una cantante excepcionalmente brillante, sino que su compromiso con los derechos civiles tuvo un impacto indeleble”.

Lenny Kravitz inidcó que “cuán afortunados fuimos de escuchar lo mejor que Dios tenía para ofrecer en su voz. ¡EL RESPETO!”.

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook le pidió a Dios: “Toma su mano, precioso Señor, y llévala a casa”.

Comentarios