El que atraviesa un escenario complicado es el sector del plástico, pues luego de que en 2020 se contrajera cerca de 5.6 por ciento a causa de las afectaciones por la pandemia de COVID-19, aunado a la prohibición de diversos productos, también se ha visto obligado a importar insumos para proveer a más de 80 grupos productivos, entre ellos el automotriz y de la construcción.

Desde hace un año, aproximadamente, los complejos petroquímicos Morelos y Cangrejera, de Petróleos Mexicanos (Pemex), que dirige Octavio Romero y con sede en Coatzacoalcos, Veracruz, se encuentran sin producción de polietilenos, situación que pone en incertidumbre a la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), presidida por Aldimir Torres Arenas, y dirigida por Raúl Mendoza Tapia.

Incluso, el organismo tuvo que recurrir a la Secretaría de Energía (Sener), que lleva Rocío Nahle, donde a través de una carta pide que se reactiven de manera total o parcial las plantas de Pemex de polietileno. Lo que busca es dejar de importar insumos y evitar a futuro una situación de vulnerabilidad.

La misiva se recibió el pasado 1 de julio por el área de control y gestión de la oficina de la secretaria y fue con copia para Miguel Ángel Maciel Torres, subsecretario de Hidrocarburos de la Sener; sin embargo, a la fecha no se ha dado respuesta a la petición. Aquí, Pemex cobra mucha relevancia por los insumos que representa para la industria química y plástica, pero el desabasto de petroquímicos es una constante preocupación, ya que desde hace cinco años ha habido una baja en su producción a nivel nacional de hasta 70 por ciento en algunos casos.

ANIPAC vive una constante incertidumbre de proveeduría en los sectores que abastece, pues 

para satisfacer las necesidades el consumo se estima en más de 3.5 millones de toneladas de monómeros como etano, estireno y etileno, por mencionar algunos, para producir polímeros requeridos para la transformación como polietilenos, polipropilenos y poliestireno. Por ello, pide con urgencia reactivar los complejos mencionados, seguir importando insumos podría colocar a la industria en una posición de competitividad muy sensible a nivel internacional.

Quejas Megacable

En un acontecimiento inédito, ayer se reunieron cerca de 100 personas afuera de las oficinas de Profeco en la colonia Condesa para quejarse por el mal servicio que les presta Megacable, el operador de servicios Triple Play. El asunto no es menor, sobre todo porque se trata del proveedor de servicios de telecomunicaciones que Profeco señala con el mayor número de quejas en su reporte “Inconformidades más Recurrentes en Telecomunicaciones”. Es el que más quejas tiene en servicios empaquetados y en televisión restringida, y en internet es el operador con más quejas por millón de habitantes. ¿Se pondrá las pilas esa autoridad cuyo papel es defender a los consumidores, en este caso, a los usuarios de servicios de telecomunicaciones?

Voz en Off

Tatiana Clouthier se va de la Cuarta Transformación con abrazo negado, y a nadie queda duda que defendió en todo momento el proyecto de la 4T, incluso si eso le hizo perder amistades consolidadas con el tiempo. Hoy se va de la Secretaría de Economía, dejando preocupación por quien llegue a su relevo. Logró la confianza del sector empresarial, se hizo de contactos en el exterior para rendir buenas cuentas en Palacio Nacional, pero en las últimas semanas, días, se le vio relegada de momentos importantes que le correspondían a su oficina. Quizá no necesitaba de ese desplante, de ese abrazo que muchos en el gabinete anhelan, pero basta recordar que los que se han ido nunca han sido venerados por el trabajo realizado. Se le criticó y se le cuestionó. Hoy hay promesas de que se confíe en el personaje que llegue, pero tendrá que ser una o un funcionario a la altura de los asuntos que hoy son de gran envergadura para el país porque son trascendentales, y no para los dos años que le quedan a este sexenio…