¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Los mexicanos residentes en Estados Unidos que pretendan visitar a sus familiares en Nuevo León durante los próximos días podrían no ser bien recibidos en la entidad.

Resulta que en la reunión que sostuvo Jaime Rodríguez Calderón con los alcaldes neoleoneses, el mandatario les habría solicitado, entre otras cosas, que pidan a los paisanos que no vengan a los municipios para el periodo vacacional de Semana Santa para evitar la propagación del Covid-19 y, sobre todo, para proteger a los adultos mayores que residen en Nuevo León.

Esta petición de “El Bronco” deja en evidencia que la administración estatal no pretende tomar las medidas necesarias para crear un cerco sanitario en las carreteras para detectar posibles casos de coronavirus y con ello mitigar en parte su propagación por la entidad.

Nos comentan que este planteamiento, sumado a la controversia por la bolsa que se pretende reunir en perjuicio de las arcas municipales, ocasionó un ambiente ríspido en Palacio de Gobierno con debates que subieron de nivel.

Ahora, en caso de que siga adelante esta solicitud, veremos cómo se podría afectar la economía, sobre todo en los municipios rurales de Nuevo León, pues muchas localidades esperan la llegada de los paisanos que vienen a gastar dinero en su tierra.

La industria resiente el virus

Las primeras secuelas por la contingencia sanitaria ya se empiezan a sentir en el sector industrial de Nuevo León.

La Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) dio a conocer el día de ayer algunas de las afectaciones que están teniendo sus afiliados en la entidad. La más grave, expresada por los industriales, es el riesgo en la llegada de suministros.

Según la Caintra, casi una cuarta parte de la industria (24 por ciento) ya está reportando problemas con su cadena de valor, y entre los principales contratiempos está el retraso en la entrega de insumos o materias primas para producir, así como el incremento en el costo de estos suministros.

De igual forma, existe preocupación por la cancelación de pedidos, la sustitución de proveedores o el complicado escenario en materia de exportaciones, que en algunos casos se ha frenado.

La Cámara ya ha recomendado a sus afiliados que tomen medidas para aminorar las afectaciones, por ejemplo, elaborar un inventario constante y buscar proveedores locales que puedan seguir surtiendo. Caintra advierte que aún no puede dimensionar de manera exacta el impacto económico que tendrá la contingencia en el sector.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Abr 8, 2020
Lectura 3 min

Abr 8, 2020
Lectura 2 min

Comentarios