Ricardo Monreal, sí, te hablo a ti, funcionario público que deberías de estar al servicio del pueblo, y sólo velas por los intereses del partido regente en el ejecutivo y que tiene decenas de escaños en el Congreso de la Unión, te voy a decir algo sin pelos en la lengua, ¿por qué? Porque estoy HARTO de las iniciativas imprudentes que estás impulsando y que se están haciendo reales y coartan todo derecho a la libertad y democracia.

Primero, te metes con los cines, tratando de impulsar un cambio de Ley para endilgar (a la de a huevo) películas mexicanas para su exhibición, ¿y a ti quién te dijo que esto era una buena idea?

Monreal, ¿por qué mejor no te pones a legislar en muchas otras cosas que en verdad importan? ¿Te has puesto a pensar en la contaminación auditiva que generan todos los servidores públicos en México? ¿Qué acaso no te percatas de que las patrullas, ambulancias, metrobuses, entre otros hacen un RUIDO TREMENDO, solo porque se les antoja en la vía pública?

¿Por qué mejor no legislas en torno a la basura para sancionar con cárcel a quienes cometan este delito de tirar desperdicios en las vías peatonales? ¿Quieren aspirar a estar en un primer mundo, qué no? Pues por la basura se empieza.

Y para ti Mario Delgado, ni creas que me olvido de ti, sólo impulsaste desde tu extinta diputación el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, y te largaste a llevar las riendas del partido de moda.

Ni en las peores épocas del priismo rampante, ni siquiera en los dos sexenios del panismo conservador, vimos una legislación tan totalitarista como la de ceder nuestros datos biométricos al Estado. Pues léanme bien legisladores tercermundistas y de izquierda de cuarta… transformación:

Primero me borro con lejía mis huellas digitales antes de dárselas al Gobierno, primero dejo de tener celular antes de ceder mis datos biométricos, primero dejo de ser mexicano y renuncio a mi nacionalidad antes de volverme un peón más. Soy Winston Smith y voy en contra del Gran Hermano.

¿Saben qué? ‘Legíslenme esta…’ y saben a lo que me refiero, no voy a ser menos cortés con ustedes ni con su camarilla de morenistas, porque ustedes están vejando y mucho más a todos nosotros con las sandeces de leyes que cero progreso traen a la nación, mejor se los pongo en un lenguaje mucho más “amigable”, como decían Illya Kuryaki and the Valderramas hace poco más de 25 años: “abarajáme la bañera”

¿Quieren ir a la distopía rancia? Pues mejor entonces ya legislen para que nos tomen el ADN al nacer, nos escaneen desde ese momento la retina y todas las huellas, momento, parte de eso ya sucede, ¿qué no?

Por cierto, Monreal, ahí te mandan saludos desde Zacatecas, una mano algo larga, a ver si también te pones trucha y legislas algo más rijoso en torno al acoso sexual y de una vez “juntos hacemos historia” (es sarcasmo por si no lo habías notado).

La opinión expresada es responsabilidad del autor y no representa la posición del medio