¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Debe ser tremenda la presión y la obligación para cualquier jugador que aspira y llega al Real Madrid, cuando se llega a la plantilla con la imperiosa necesidad de asimilarse rápidamente para hacer los méritos suficientes, no para ser bienvenido, sino para demostrar si de verdad tienes tamaños (cojones dicen allá), primero para sobrevivir en ese plantel cruelmente competitivo y luego, para mostrar en cada minuto en que se le da la oportunidad de jugar, no solo que se está a la altura del grupo, sino de la LEYENDA del Madrid. Ayer, el grupo en turno hace…

Crecer la leyenda…

Del Madridismo a pleno. Desde la llegada del autobús arropado por miles de aficionados que, desafiando el frío de la capital de España, acompañan por varios kilómetros y vitorean el paso de la plantilla del Real que reciben esa energía que dispara la motivación para así canalizar la presión. 

Son humanos, el Bernabéu aprieta y apoya como un auténtico “Número 12”.

Hasta ahí el Wolfsburgo

No había para más, aquellos que dicen que este equipo nada tiene que ver con lo que presentaron allá en su casa hace una semana juzgan muy ligero.

En teoría hay forma de neutralizar a este Madrid en casa, la práctica es otra cosa, apretar la salida, recuperar, sacar contragolpes, no fallar frente al arco, marcar al tremendo canterano Dani Carvajal, a Toni Kroos y Luca Modric al mismo tiempo y sin dejarlos hacer, y luego neutralizar las embestidas de CR7 todo casi al mismo tiempo es tarea para titanes.

Encima el Real se sentía herido, pero lejos a ser rejón de muerte y aún más con el Bernabéu jugando “su” partido, la verdad, hasta ahí llegó el equipo ALEMÁN.

El líder CR7

Ayer lo señalamos en este espacio, Cristiano y sus compañeros estaban motivados hasta los dientes a hacer una NOCHE MÁGICA en el Bernabéu.

Millones por todo el planeta daban por hecho esta remontada, tres sin respuesta, parece fácil, no lo es, pero este Madrid de Zidane es mucho Madrid para sus rivales.

El Mago Zidane…

Por ponerle algún sobrenombre a esta leyenda del Madridismo, que con inusual paciencia, no la tuvo como jugador, supo esperar su tiempo, tomó al Madrid de bajada a media temporada y ya los metió a Semis en Champions League y a cuatro puntos del Barcelona, que llegó a tenerlos a 13 en la Liga.

¡Que jueguen!

Esa fue la idea clara, con sus asegunes, observaciones, tácticas fijas y de conjunto, motivación de uno en uno y a la plantilla, toda enriquecida por la historia y la leyenda del Madrid. Convencidos de su técnico, la plantilla actual del REAL salió a darlo todo y si se podía mas, trabuco, equipazo pero nada es casualidad.

Los 20 minutos

Ayer dimos un dato concreto en este mismo espacio, el REAL MADRID había anotado hasta antes de este juego 20 goles en los primeros 20 minutos, 15 de ellos por la BBC (Benzemá-Bale-Cristiano) bueno, hoy son 21 en esos 20 primeros minutos, 17 de la BBC .

¿Y ahora qué sigue?

De entrada NO dejemos de asombrarnos por estas hazañas, no las echemos al costal de las rutinas, luego esperar al rival en Semifinales, quizá el Barcelona, que hoy debe rematar al Atlético de Madrid salvo monumental hazaña que también reconoceremos como tal, apretar la Liga cuando han recortado la distancia a solo cuatro puntos del Barsa cuando llegaron a estar a 13 y luego… ¡el cielo es el límite!

¡HALÁ MADRID!

Así de fácil.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios