Japón registró este sábado un potente sismo que remeció edificios en la capital, Tokio, y activó una alarma por tsunami para la costa nororiental del país.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el terremoto alcanzó una magnitud de 7,2 y tuvo su epicentro a 34 kms (21 millas) al este de Ishinomaki, a una profundidad de 60 kms (37 millas).

La agencia noticiosa Kyodo reportó que el epicentro estaba ante la costa de la prefectura de Miyagi, que sufrió graves daños durante el gran sismo y posterior tsunami de 2011.

La advertencia por tsunami afectaba a la prefectura de Miyagi. El temblor comenzó poco antes de las 18:10 horas (tiempo local).

Finalmente, la magnitud del movimiento fue reajustada a 6.9 y las autoridades levantaron la alerta de tsunami, sin que hasta el momento se reporten daños mayores.