Este jueves, Donald Trump aceptó la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos y resaltó varios temas de su administración durante su discurso en la Casa Blanca, entre los que mencionó el tema de la relación bilateral con México.

Durante su discurso, Donald Trump comenzó recordando a las personas afectadas por el azote del huracán Laura, para proseguir con los logros obtenidos durante su administración mientras los asistentes reunidos no portaban cubrebocas.

El mandatario recordó que este 2020 firmó el T-MEC en conjunto con México y Canadá después del término del TLCAN, además de que en el tema migratorio no dará marcha atrás a su política.

De hecho, Trump presumió que gracias a su política migratoria, la construcción del Muro fronterizo está dando resultados, ya que en sus palabras la frontera ha estado mejor que en ningún otro momento.

“El Muro está funcionando mejor de lo que nunca nos imaginamos. Hemos construido 300 millas de muro fronterizo y estamos construyendo 10 millas por semana”, dijo.

Asimismo, Trump vinculó a Joe Biden con China y afirmó que el régimen chino quiere desesperadamente que el ex vicepresidente demócrata gane las elecciones.

“China apoya a Biden y quiere desesperadamente que gane. China sería dueño de este país si Biden saliera elegido”, dijo.

Por último, durante su discurso, Trump defendió su estrategia frente al coronavirus, que se ha cobrado ya más de 180 mil muertes en el país, y dijo que el plan de Biden,“no es una solución, es una rendición”.

Te puede interesar: Así llega Trump a la candidatura por la presidencia de EU