El tiroteo más mortal en la historia de Estados Unidos dejó un saldo de 58 muertos y al menos 515 personas heridas, el cual fue cometido por un hombre de 64 años desde el piso 32 de hotel Mandalay Bay en Las Vegas, contra los asistentes de un festival de música country.

El presunto tirador fue identificado como Stephen Paddock, estadounidense pensionado y residente de una comunidad de jubilados en Mesquite, Nevada. Hasta el momento se desconocen sus motivos.

El sujeto disparó contra la multitud desde una habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay y percutió cientos de cartuchos antes de que fuera abatido por un equipo táctico, dijo esta mañana en rueda de prensa del jefe de la policía del condado Clark, Joseph Lombardo.

Agentes del equipo táctico SWAT usaron explosivos para entrar en la habitación de hotel del atacante y hallaron que se había suicidado, dijeron las autoridades. Al lado de su cuerpo había 10 armas de fuego, incluyendo fusiles. En el lugar fue detenida su acompañante, una mujer asiática de nombre Marilou Danley.

El grupo Estado Islámico se atribuyó el ataque; dijo que el “soldado” se había convertido al islam hace meses. Sin embargo no aportó evidencia, y las autoridades federales dijeron que están investigando.

La estrella de la música country Jason Aldean estaba sobre el escenario del Route 91 Harvest Festival el domingo por la noche cuando comenzó la balacera alrededor de la 22:08 tiempo del Pacífico.

En el lugar fallecieron dos uniformados que no estaban en servicio pero asistían al evento. Reportes preliminares señalan que había al menos otros dos policías heridos. 

Donald Trump visitará Las Vegas el miércoles

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo esta mañana en conferencia de prensa que lo ocurrido en Las Vegas fue “un acto de pura maldad”.

“Fue un acto de maldad pura… Estamos unidos hoy por la tristeza, la conmoción y el duelo”, señaló el presidente estadounidense en un mensaje al país desde la Casa Blanca.

“En momentos de tragedia y sufrimiento, Estados Unidos se hace uno sólo y siempre lo ha hecho… Nuestra unidad no puede ser resquebrajada por el mal. Nuestros lazos no pueden ser rotos por la violencia”, señaló Trump.

Trump dijo haber ordenado que la bandera nacional ondee a media asta, en los edificios federales, en señal de duelo por las víctimas. Asimismo, aseguró que visitará Las Vegas este miércoles.

Un par de hora antes, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que el presidente Donald Trump “ha sido informado de la horrible tragedia en Las Vegas”.

“Estamos monitoreando la situación de cerca y ofrecemos nuestro apoyo total a las autoridades locales y estatales. Rezamos por todos los afectados”, dijo.

Asimismo, el presidente Trump mandó un tuit diciendo que “extiendo mis más sinceras condolencias a las víctimas y familias de la terrible balacera en Las Vegas. ¡Que Dios los bendiga!”

¿Qué sabemos del hotel Mandalay Bay?

El Mandalay Bay Resort & Casino es uno de los hoteles más famosos de Las Vegas. En él se han grabado las películas Rocky Balboa 2006 y Ocean’s Thirteen 2007; es el escenario en el que la cantante Cher presenta un espectáculo permanente.

En su centro de eventos se han presentado Britney Spears, Beyonce, Rihanna, Green Day, Black Eyed Peas, Christina Aguilera, Destiny’s Child, Janet Jackson, Justin Timberlake, Jonas Brothers, Kiss, Spice Girls, Ariana Grande, Selena Gomez y Shakira. También ha hecho los juegos de la NBA All-Star. También se hizo la entrega anual de los Latin Grammy Awards de 2007, 2009 y2011 y albergó el certamen Miss Universo 2010.

El hotel Mandalay Bay esta ubicado en la avenida central Strip, en el centro de Las Vegas.

Testimonios

Horas después del tiroteo, Aldean publicó en Instagram que él y su equipo se encontraban bien y dijo que la balacera fue “más que horrible”.

Kodiak Yazzie, de 36 años, contó que estaba viendo la actuación de Jason Aldean con su novia cuando escuchó un sonido similar al de los fuegos artificiales. La música se detuvo momentáneamente y volvió a comenzar antes de que una nueva ronda de sonidos hizo que los cantantes se pusieran a cubierto y huyeran del escenario.

Miles de personas escaparon de las ráfagas de disparos, que pudieron oírse durante más de cinco minutos, apuntó Yazzie.

Monique Dumas, de Columbia Británica en Canadá, dijo que estaba a seis filas del escenario cuando comenzaron los disparos.

Al principio, dijo, pensó que alguna botella se había roto, y luego pensó que se trató de fuegos artificiales. Dijo que al salir, parecía “un caos organizado… tardó como cuatro o cinco minutos y todo ese tiempo había disparos”.

Jose Baggett, un residente en Las Vegas de 31 años, dijo que estaba en la entrada del hotel-casino Luxor _ justo al norte del festival _ con un amigo cuando la gente comenzó a correr. Vio a gente llorando y cuando se alejaron de la zona se toparon con controles policiales en los que los agentes iban armados con escopetas y rifles de asalto.

“Había vehículos blindados, vehículos de las fuerzas especiales SWAT, ambulancias, y autos policiales que ocupaban al menos medio kilómetro (milla)”, comentó Baggett.

Los testigos dijeron ver múltiples víctimas y docenas de ambulancias cerca del lugar de concierto. Algunos de los asistentes se apiñaban más tarde en el sótano del hotel-casino Tropicana, ubicado cerca.

México condena ataque

La Secretaría de Relaciones Exteriores condenó el ataque ocurrido en Las Vegas y expresó su solidaridad con los familiares y amigos de las víctimas.

Asimismo, activó un protocolo para identificar y asistir a posibles mexicanos afectados por el tiroteo en Las Vegas.

¿Quién disparó a la multitud en Las Vegas?

El perpetrador del peor tiroteo en la historia de Estados Unidos fue identificado como Stephen Paddock, un residente de Las Vegas de 64 años y residente de una comunidad de jubilados en Mesquite, Nevada.

El atacante disparó a la multitud desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay, a varios metros de donde se realizaba un concierto de country al aire libre.

Eric Paddock, hermano de Paddock, y quien vive en Florida, dijo al diario Orlando Sentinel: “Estamos completamente estupefactos. No podemos entender qué sucedió”.