Rusia suspendió temporalmente el ensayo de la vacuna contra COVID-19, en nuevos voluntarios, debido a la alta demanda, lo que generó escasez de dosis

Un representante de Crocus Medical, que apoya al Ministerio de Salud y al Instituto Gamaleya de Moscú en la aplicación de la vacuna, indicó que debido al gran interés de voluntarios en ser vacunados, no se producen las mismas dosis “para mantenerse al día”.

“Está relacionado con el hecho de que hay una demanda colosal de la vacuna y no se está produciendo lo suficiente para mantenerse al día”, explicó.

La vacunación, según cálculos de esta organización de investigación, se reanudaría el 10 de noviembre.

TE SUGERIMOS: LA VACUNA RUSA ‘SPUTNIK V’ GENERA RESPUESTA FAVORABLE EN 85% DE PACIENTES

Personal de ocho de 25 clínicas en las que se realiza el ensayo, dijeron que la aplicación de vacunas, correspondiente a la fase 3 del ensayo, se detuvo por falta de dosis.

Según mencionaron estos trabajadores sanitarios a Reuters, incluso hubo una demanda debido al incumplimiento de plazos.

Alexei Kuznetsov, asistente del ministro de salud de Rusia, dijo que el ensayo en humanos de la vacuna continúa, como respuesta a preguntas sobre la suspensión temporal del ensayo y el bajo suministro de dosis.

“Se alcanzará el objetivo de 40 mil voluntarios vacunados“, aseguró Kuznetsov.

Vladimir Putin, presidente de Rusia, admitió que el país enfrenta desafíos para aumentar la producción de su vacuna.