Un sismo de 7,1 grados en la escala de Richter sacudió este sábado al este de Japón y afectó las zonas de Fukushima y Miyagi en la región de Tohoku.

El sismo, que también se sintió en Tokio, ocurrió alrededor de las 23:09 en la hora local, de acuerdo con la Agencia de Meteorología japonesa (JMA). Las autoridades no activaron una alerta de tsunami.


“Aunque puede haber ligeros cambios en el nivel del mar en las regiones costeras, este terremoto no ha causado daños a Japón”.

Sin embargo, como medida de precaución, se aconsejó a quienes se encontraban cerca de zonas costeras trasladarse a terrenos más altos mientras continúan las réplicas del movimiento telúrico.

Según la agencia, el  terremoto registró un fuerte 6 en la escala japonesa, ubicado en la parte sur de Miyagi y las regiones costeras Nakadori central y Hamadori de Fukushima.

En la región de Hamadori se encuentra la central nuclear de Fukushima No. 1, afectada anteriormente por terremotos y tsunamis. Por el momento no se han reportado afectaciones.

Hasta ahora, la agencia NHK reportó que las unidades 5 y 6 de la central térmica de Fukushima Hirono se detuvieron con urgencia.

El gobierno de Japón ya desplegó una fuerza de seguridad para examinar los posibles efectos del temblor.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, pidió al gobierno en Fukushima determinar los daños lo antes posible, coordinarse con los gobiernos locales para responder a la emergencia en desastres, incluyendo el rescate de personas.


“Dando prioridad a las vidas humanas y trabajando como una sola persona; y proporcionar información oportuna y precisa al público, como evacuaciones y daños”.

El gobierno de Fukushima, por su parte, pidió a la población prestar atención a la actividad sísmica en la región, las condiciones de lluvia y, a medida de lo posible, mantenerse a salvo y no ingresar a lugares peligrosos.

Te puede interesar: Se registran sismos simultáneos en Chile y la Antártica