WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump reconoció por primera vez su derrota en la elección del 3 de noviembre y anunció que habrá una “transición en orden el 20 de enero” tras la certificación de la victoria del presidente electo Joe Biden por el Congreso el jueves por la madrugada.

Trump así lo afirmó tras una jornada de caos y destrucción en el Capitolio cuando una turba de seguidores suyos tomó por asalto la sede del Congreso y provocó escenas inéditas de conmoción al tratar de impedir la transición pacífica del poder. Legisladores tuvieron que ocultarse, se saquearon oficinas y el recuento formal de votos en el Congreso se detuvo durante más de seis horas.


“Aunque disiento totalmente con el resultado de la elección, y los hechos confirman lo que digo, no obstante habrá una transición en orden el 20 de enero”, dijo Trump en un comunicado publicado en Twitter por su director de redes sociales. Su propia cuenta fue bloqueada por Twitter debido a mensajes que parecían justificar el asalto a la sede de la democracia de la nación.

Trump añadió que “si bien esto representa el final del primer período más extraordinario de la historia de la presidencia, ¡es apenas el inicio de nuestra lucha para Devolver la Grandeza a Estados Unidos!”

Éste fue el primer reconocimiento formal por Trump de su derrota, luego de dos meses de lanzar acusaciones infundadas de fraude electoral generalizado y a pesar de que su propio procurador general, las cortes federales y los gobiernos estatales aseguraron reiteradamente que se trató de una elección libre e imparcial.

Pence certifica a Biden

Luego de la jornada violenta en el Capitolio, finalmente el Congreso certificó el triunfo presidencial de los demócratas Joe Biden y Kamala Harris.

La certificación fue leída por el vicepresidente Mike Pence, a quien Trump había presionado para que revirtiera los resultados.

El propio Pence publicó una carta en la que explicaba que constitucionalmente no tenía facultades para rechazar los resultados.