El lento escrutinio en las elecciones de este año en Estados Unidos ha generado críticas en todo el país; sin embargo, la tardanza en el resultado solo refleja el contexto de la pandemia causada por COVID-19 y un mayor entusiasmo de los electores de participar.

Tres días después de la cita de los comicios, aún no se ha cerrado el escrutinio en varios estados clave por lo que ningún candidato se puede declarar ganador.

La participación ha sido la más alta en 120 años y Joe Biden ha tomado la delantera, convirtiéndose en el candidato más votado en la historia de Estados Unidos, con casi 80 millones de papeletas.

Ayer, el candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que los números indican que tendrá una “victoria clara y convincente”, aunque fue cauteloso y no se declaró el ganador de los comicios.

Biden dijo en su discurso que ya ha ganado la mayor cantidad de votos que cualquier candidato presidencial en la historia del país y llamó a la unidad en un país fragmentado.

Los partidos políticos pueden ser oponentes, pero no son enemigos, expresó


Dejemos atrás la ira y la satanización

Joe Biden

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió “plena transparencia” en el proceso de recuento de los votos.

“Continuaremos con este proceso en todos los aspectos de la ley para garantizar que el pueblo estadounidense tenga confianza en nuestro gobierno”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Lee: Joe Biden se dice confiado en ganar las elecciones; presume ventaja en estados clave

El jueves, algunas de las principales emisoras de televisión de Estados Unidos, como ABC, CBS y NBC, dejaron de transmitir el discurso del presidente Donald Trump, quien acusó de fraude electoral.

Incluso, Fox News, la referencia informativa del partido republicano, desmintió las palabras del presidente.

“No hemos visto nada que constituya un fraude o un abuso del sistema”, decía el corresponsal de la Casa Blanca para Fox News, John Roberts.

Estados sin ganador

Joe Biden se ha puesto en cabeza en el recuento de votos de algunos estados clave por lo que está a punto de convertirse en el nuevo presidente de Estados Unidos.

En Pennsylvania, Joe Biden pasó a liderar el viernes el conteo de votos y la diferencia con Trump se hace más grande cada hora. Si Biden gana el estado sobrepasa los 270 votos del Colegio Electoral que necesita para convertirse en presidente de Estados Unidos.

Esta mañana autoridades electorales de Georgia informaron que se realizara un conteo de votos debido al pequeño margen de diferencia.

Esto se da en un momento en el que el candidato demócrata Joe Biden lidera el conteo por algo más de mil sufragios.

“Con un margen tan estrecho, habrá un recuento en Georgia”, dijo en una rueda de prensa el secretario de Estado de ese estado sureño, Brad Raffensperger.

La ley electoral en ese estado dice que con una diferencia menor a 0.5% el candidato perdedor puede pedir un recuento.

En Nevada, Joe Biden también amplió su ventaja sobre Donald Trump el viernes. La tendencia en favor del demócrata no ha cambiado desde que comenzó el escrutinio.

La diferencia ahora entre los dos candidatos es de 1.579 votos con un escrutinio casi completado.

Mientras que Carolina del Norte es el estado en el que se esperan menos sorpresas. Trump lidera por más de 76,000 votos y es probable que se confirme su triunfo próximamente.

Problemas en el conteo

Algunos estados tuvieron un mejor desempeño en el procesamiento de las boletas electorales enviadas por correo; por ejemplo Florida permitió a las autoridades electorales procesar las boletas enviadas por correo semanas antes de los comicios.

En Florida, los secretarios pueden comenzar a contar las papeletas 22 días antes de la elección.

Te recomendamos: Republicanos de Pensilvania piden a Corte Suprema frenar conteo de votos por correo

Sin embargo, otros estados como Michigan, Pensilvania y Wisconsin, todos con legisladoras bajo control republicano, decidieron en forma consciente esperar y no permitir que se contaran las papeletas enviadas por correo antes de la jornada electoral, de acuerdo con AP.

Michigan permitió al final a las autoridades electorales procesar algunas papeletas un día antes, pero el conteo aún tuvo que esperar hasta el 3 de noviembre.

Además, debido a la pandemia los estados decidieron facilitar el voto por correo. Estados como Minnesota, Carolina del Norte y Nevada ampliaron los plazos para la recepción de las papeletas.

Millones de electores aceptaron la propuesta de los estados y optaron por votar por correo y no hacerlo en persona el día de los comicios. Para algunos estados, esto ha derivado en retrasos en la tabulación de los resultados porque a menudo es más tardado procesar los votos recibidos por correo que los depositados físicamente en las urnas.

En conjunto, aproximadamente 15 millones de electores más acudieron a las urnas en los recientes comicios presidenciales en comparación con hace cuatro años.