El papa Francisco dijo que la vacuna que se descubra contra el COVID-19 deber ser universal y no solo se ponga al alcance de los países más ricos.

“La reciente experiencia de la pandemia, además de una gran emergencia sanitaria en la que ya han muerto casi un millón de personas, se está convirtiendo en una grave crisis económica, que genera pobres y familias que no saben cómo salir adelante”, expresó el Papa.

En este sentido, lamentó que haya “poblaciones del mundo” que “no tienen acceso a determinados fármacos”.

“Sería triste si en la entrega de la vacuna se diera prioridad a los más ricos o si esta vacuna pasara a ser propiedad de esta o aquella nación, y ya no fuera para todos. Debe ser universal, para todos”, agregó.

De acuerdo con Francisco, “a nivel ético, si existe la posibilidad de tratar una enfermedad con un fármaco, este debe estar al alcance de todos, de lo contrario se crea una injusticia”.

Aseveró que tiene que existir una “globalización de la cura”, porque se corre peligro con la “globalización de la indiferencia”.

“[Tiene que haber] la posibilidad de que todas las poblaciones tengan acceso a los fármacos que podrían salvar muchas vidas”.

De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, el COVID-19 ha dejado hasta el momento 953 mil muertes y más de 30 millones de contagios.

Los países con más casos en el mundo son Estados Unidos, Brasil, India, México y Reino Unido.

También puedes leer. AMLO: MÉXICO SERÁ DE LOS PRIMEROS EN APLICAR VACUNA CONTRA COVID-19