La ola de calor en España, que se ha extendido a lo largo de 6 días ha dejado a 360 personas muertas, cuyos fallecimientos son atribuibles a las altas temperaturas que se han registrado por todo el territorio.

Lo anterior lo dio a conocer el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, el cual recoge las estadísticas de la mortalidad diaria por exceso de temperatura desde que inició la ola de calor el pasado 10 de julio.

De esta forma, en sus estadísticas es posible ver que los decesos a causa del clima van en aumento, pues el primer día hubo 15 personas muertas y para el lunes 11 de julio se registraron 28 fallecimientos por las altas temperaturas.

Esta cifra aumentó para el martes 12 de julio, cuando hubo 41 casos; y así continuó el miércoles 13, día en el que se registraron 60 fallecimientos; mientras que para el 14 se produjeron 93 muertes por el calor.

Conoce más: Reino Unido declara por primera vez en su historia alerta roja por fuerte ola de calor

No obstante, el peor día fue el pasado viernes 15 de julio, cuando el Instituto de Salud Carlos III contabilizó 123 decesos a causa de las altas temperaturas, ya que éstas han alcanzado hasta los 44 grados en algunas zonas de España.

Además, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior mantiene la alerta por ola de calor durante el fin de semana, pues ésta ha marcado un récord en las máximas y mínimas, de acuerdo con la agencia de noticias EFE.

Este fenómeno fue provocado por un anticiclón cerca de Irlanda y una depresión aislada que se encuentra al oeste de la Península, que está trayendo una masa de aire africano muy seca, indica la Agencia Estatal de Meteorología.

A pesar de ello, el calor podría llegar a su fin con un breve alivio térmico el 18 de julio; sin embargo, no durará mucho tiempo, ya que después del martes posiblemente volverán a aumentar las temperaturas, explica el coordinador de información de la Aemet, Cayetano Torres para la agencia de noticias EFE.