El Senado español ofreció al presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, debatir con el gobierno este próximo jueves o viernes las medidas propuestas por el Ejecutivo central para intervenir en esa región autónoma.

El gabinete del presidente Mariano Rajoy propuso el sábado pasado cesar a Puigdemont y a  todo su equipo, limitar las funciones del Parlamento regional y convocar a elecciones antes de seis meses, esto frente a la amenaza independentista de las autoridades de esa región autónoma; medidas que el Senado debe ratificar el próximo viernes 27.

Ante esto el Senado comenzó desde el día de ayer a tramitar esa propuesta del Gobierno, a la que Puigdemont podrá presentar alegaciones por escrito o en persona.

Rechazo al Ejecutivo

En este sentido el consejero de la Presidencia catalana y portavoz, Jordi Turull, explicó que el líder tiene voluntad de acudir al Senado para explicar su rechazo a la propuesta del Ejecutivo de asumir sus competencias.

Sin embargo, dijo, duda de que el oficialista Partido Popular en verdad lo quiera, pues han retrasado una posible cita con Puigdemont.

El Senado creó una comisión específica para tratar este asunto, formada por 27 parlamentarios, y ha designado un grupo de trabajo encargado de elaborar y presentar un dictamen.

En la tramitación el Senado ha invitado a Puigdemont a presentar alegaciones al decreto de Rajoy, lo que podría ocurrir el jueves por la tarde, e incluso a debatir con un miembro del gobierno español en el pleno del viernes.

El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, dijo que si Puigdemont decide comparecer en la Cámara Alta, tendrá la oportunidad de debatir con el gobierno durante la tramitación y, si acude, significa que aceptará el resultado de la votación de esas medidas.

Lo que va a hacer el Senado es tramitar y aprobar el decreto del gobierno español, que se ampara en el artículo 155 de la Constitución, que permite asumir competencias de una autoridad regional cuando ésta incumple las leyes nacionales.