De la boca del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, salen serpientes de cascabel. Así lo representa el artista plástico Rubén Rosas en una pared de la Ciudad de México, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

La pintura está en la calle Lago Chalco esquina con Marina Nacional. Fue hecha en las vísperas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que se llevarán a cabo hoy 3 de noviembre, y forma parte de un movimiento en contra del candidato republicano que busca reelegirse por cuatro años más.


La mayoría de las frases que aparecen en los murales del colectivo mexicano son de la campaña presidencial de hace cuatro años, cuando Donald Trump enfrentó a Hillary Clinton

“El mural es sobre el lenguaje racista de Donald Trump. Está hablando y de su boca salen unas serpientes de cascabel por las frases venenosas que ha utilizado contra los migrantes. Dice que es gente que daña al país, señalándonos de lo peor, pero, al contrario, muchos van a trabajar y a levantar la economía norteamericana. En realidad, lo que hace es crear un miedo dentro de la sociedad, es por eso que hice esa imagen, esa es mi manera decir que no es cierto”, menciona Rosas en entrevista con Reporte Índigo.

La mayoría de los dichos que aparecen en la obra son de la campaña presidencial de 2016. Por ejemplo, en el tercer debate contra la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, Trump pronunció: “Tenemos algunos ‘bad hombres’ aquí y los vamos a expulsar”.

A cuatro años “Bad Hombres” está en la creación del egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP), hoy Facultad de Arte y Diseño (FAD) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cerca del restaurante Cocobomba. La promotora cultural Pilar Jiménez, de Cultura en Bicicleta, fue quien contactó con el colectivo.

“A través de las redes convocaron activamente Gabriel Macotela y Antonio Gritón y siempre uno está participando porque socialmente nos involucra a todos el problema de Donald Trump”, refiere Rubén Rosas, cuyo padre emigró a trabajar a Estados Unidos.

Macotela, quien estuvo presente el 17 de octubre de este año en la intervención, es un pintor, escultor, grabador, dibujante y escenógrafo jalisciense. Antonio Ortiz, mejor conocido como “El Gritón”, es un artista de la Ciudad de México enfocado en proyectos activistas colectivos y autogestivos. Ambos participaron en otro mural, en la Escuela Primaria Héroes de Chapultepec, donde representaron etiquetas utilizadas por el presidente estadounidense como “thieves” (rateros), “jerks” (cerdos), “liars” (mentirosos) y “traitors” (traidores).

La pieza de aerosol que realizó Rosas está a un lado de otra pintura, la cual refleja a Donald Trump caracterizado como animal. Si bien es un mural colectivo, cada artista realiza su obra individual y el resultado son varias viñetas.

“La idea es que influyan. Yo a través de esta imagen les recuerdo, si se difunde o si la ven en la calle, que tomen conciencia de lo que ha dicho de nosotros.


Precisamente está en un lugar público para que llegue a la gente, que no tiene que meterse a una galería o a un museo

Rubén Rosas

Artista plástico

Además de la capital, la Coalición Binacional vs Trump también ha impulsado la toma de muros en el Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca y Puebla para reclamarle al candidato del Partido Republicano por su discurso discriminatorio. En uno de éstos, Trump es el “Tío Sam”, la personificación del gobierno de Estados Unidos con el dedo apuntando de frente, y tiene el mensaje “Nadie es ilegal, tú también eres América”.

Por la justicia social contra Trump

El mural en el que participó el artista plástico Rubén Rosas fue realizado por un acuerdo con el Comité de Justicia Social del Valle de Coachella, California. En entrevista, Armando Bolaños, uno de sus integrantes, plática sobre la postura de esta organización en las elecciones de hoy.

“Surgió en 1999 por la defensa de nuestras tierras y por los derechos de los mexicanos en Estados Unidos. Habíamos comprado unos terrenos a los nativos y nos querían desalojar. Tuvimos que demandar al condado y al estado, esto fue a través de una relación con el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Andrew Cuomo, quien tuvo a bien apoyarnos en esta lucha. Nos puso a la abogada Mercedes Márquez, de la Casa Blanca en la administración de Bill Clinton, y ganamos la defensa civil por racismo, pagada por 22 millones de dólares”, recuerda.

Bolaños agradece la ayuda de Cuomo, actual gobernador demócrata de Nueva York, pues a partir de entonces, el Comité de Justicia Social visibilizó el racismo en contra del cual votará en los comicios.

“Después de este movimiento nos dimos cuenta de que teníamos que ocupar los espacios políticos votando por nuestra gente. Coachella fue de los primeros lugares santuario de los migrantes y ha crecido mucho la participación y representantes de origen mexicano”, defiende.

La consultora Pew Research Center proyecta que 32 millones de latinos tienen la posibilidad de votar, lo que equivale a 13.3 por ciento del total de votantes en Estados Unidos.

“En el Comité de Justicia Social, viendo las actitudes de las políticas republicanas y el racismo en estas elecciones, queremos que se vote todo demócrata, no hay mayor alternativa”, advierte.

Bolaños es originario del municipio Villa de Tamazulápam del Progreso, Oaxaca, una entidad donde se han realizado murales en contra de Donald Trump. A los artistas que han participado en esta forma de protesta también les da las gracias por su lucha desde México.


Nuestra posición es votar en contra del racismo, la xenofobia, la misoginia que es lo que representa Trump y el arte de protesta siempre ha estado en las luchas, une, es el espíritu libertario de la humanidad. Estos murales van a quedar plasmados en el tiempo y en la historia y esta alianza de los artistas contra Trump, porque parece que es inminente su derrota

Armando Bolaños

Integrante del Comité de Justicia Social del Valle de Coachella

También puedes leer: ¡Vota, paisano! Migrantes definirán elección de EU