Luiz Miguel Furtado Barbosa, un niño originario de Brasil, falleció el pasado 25 de octubre, luego de haber sido picado por un venenoso escorpión, mientras se encontraba en su casa preparándose para salir con su familia.

Lo anterior, ocurrió el 23 de octubre, en la ciudad de Anhembi en el estado de Sao Paulo, Brasil, cuando el menor se estaba poniendo los zapatos, ya que iban a ir de campamento la mañana del domingo.

No obstante, Luiz Miguel no se percató de que en su calzado se encontraba un Tityus serrulatus, mejor conocido como escorpión amarillo brasileño, una de las especies más venenosas, pues incluso se le atribuyen miles de muertes en el país.

Te puede interesar: Egipto Tres muertos y medio millar de afectados tras marabunta de escorpiones en Asuán

De esta forma, su mamá, Angelita Proença Furtado recordó que en el momento en el que el niño se puso el zapato gritó de dolor: “Como no encontramos lo que le había picado, seguimos buscando”, dijo para el diario local O Globo.

Es así que luego de 5 minutos, sus padres encontraron al escorpión amarillo, por lo que llevaron al niño al hospital, ya que incluso su pierna comenzaba a enrojecerse y su dolor iba en aumento.

Por este motivo, en el Hospital das Clínicas de Botucatu, le colocaron el anti veneno para escorpiones; sin embargo, en la unidad pediátrica de la clínica, sufrió cuatro paros cardiacos y los doctores les informaron que no sería posible revertir el daño, según con O Globo.

“Cuando entré a la habitación para verlo después de lo sucedido, puse mi mano sobre su cabeza y se lo entregué con todo mi corazón a su verdadero dueño. Dije: ¡Señor, es tuyo! Llévalo contigo y cuídalo”, recordó Angelita Proença Furtado.

Luego de ello, la condición del menor parecía mejorar, ya que al día siguiente Luiz abrió los ojos e intentó hablar con su mamá, pero tuvieron que sedarlo nuevamente, ya que el niño estaba agitado.

Tras esta situación su condición no mejoró, ya que sufrió tres paros cardiacos más y su salud se deterioró, por lo cual, el niño falleció, luego de dos días de haber sido picado por el escorpión.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Anhembi declaró luto nacional de tres días; además dedicó dos publicaciones en redes sociales de condolencias para la familia de Luiz Miguel Furtado Barbosa.