Archie Battersbee, un niño inglés de 12 años de edad, murió éste sábado, después de quedar con muerte cerebral tras realizar un reto viral de TikTok.

Después de que los padres de Archie desataron una batalla legal para evitar que el niño fuera desconectado del soporte vital, un tribunal dio la razón a los médicos.

El pequeño pasó sus últimas horas en un hospital después de que el Tribunal Superior británico dictaminó que no podía ser trasladado a un hospicio, como buscaban los padres.

Te sugerimos: Retos virales ponen en riesgo la vida de los jóvenes a cambio de likes

Ellos mostraron su tristeza tras agotar todas las instancias legales para mantener con vida a Archie.

Aunque buscaron la intervención del Tribunal Europeo de Derechos Humanos  (TEDH), el cual respondió que el caso se encontraba fuera de su jurisdicción.

Hollie Dance, madre de Archie, aseguró que su hijo “luchó hasta el final”.

¿Qué pasó en el caso de Archie, niño con muerte cerebral tras hacer un reto viral de TikTok?

Archie Battersbee fue hallado el pasado 7 de abril en su casa de Southend, en el sureste de Inglaterra.

Según su madre, el pequeño de 12 años de edad se asfixió tras participar en un reto viral de TikTok.

Después de quedar inconsciente, los médicos que lo atendieron en el Royal London Hospital, aseguraron que el menor se encontraba en estado de “muerte cerebral” y determinaron que lo mejor era desconectarlo de su soporte vital.

Aunque sus padres querían trasladarlo a un hospicio para mantenerlo conectado al soporte vital, los médicos dijeron que su estado era tan crítico que era imposible.

En junio, las autoridades determinaron que el niño no tenía actividad cerebral perceptible, por lo que se determinó que murió el 31 de mayo.

Tras una apelación por parte de la familia, el 15 de julio las autoridades volvieron a determinar que no tenía caso mantenerlo conectado.