Un estudiante murió ayer al recibir un disparo en la cabeza durante una protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro en la ciudad venezolana de San Cristóbal.

El joven identificado como Kluiverth Roa, de 14 años, falleció de un impacto de escopeta en medio de una manifestación callejera, dijo a The Associated Press el concejal opositor José Vicente García, presidente de la comisión de derechos humanos del Consejo Municipal de San Cristóbal.

El peritaje policial reveló que el adolescente recibió en la cabeza un impacto de una munición de arma larga que tenía residuos de pólvora, agregó.

“Eso quiere decir que efectivamente fue disparado por una escopeta”, dijo.

Culpa a opositores

Horas después en su programa semanal de radio y televisión, Maduro condenó la muerte y culpó a sus adversarios políticos de incitar a la violencia.

“Condeno este asesinato y desde que me enteré (…) ordené investigar y capturar a los responsables y así se ha hecho”, afirmó el mandatario. 

Luego que se dio a conocer la muerte del joven, las protestas se intensificaron en San Cristóbal. Algunas calles de la ciudad fueron bloqueadas con barricadas mientras que los comercios del centro de la ciudad fueron cerrados y se suspendió el transporte público, así como las actividades escolares. (Fuente: AP)