Un migrante eritreo herido por un guardia de seguridad israelí y atacado después por peatones que lo confundieron con el causante de un ataque letal en una estación de autobús del país murió a consecuencia de sus heridas, dijeron funcionarios israelíes ayer.

El ataque por error al ciudadano eritreo, cuyas razones se desconocen, refleja el estado de nerviosismo en que se encuentran los israelíes tras semanas de ataques con un patrón aparentemente aleatorio, perpetrados por palestinos.

‘Por el color de su piel’

El diario Yediot Ahronot fue inequívoco al explicar por qué fue atacado el hombre, identificado como Mulu Habtom Zerhom. Su titular de ayer dijo: “Solo por el color de su piel”.

Los migrantes africanos suelen quejarse de discriminación racial en Israel.

Sitios de noticias publicaron imágenes de cámaras de seguridad que muestran al migrante eritreo arrastrándose por el suelo y al guardia de seguridad disparándole. También se aprecia cómo una turba de israelíes enfurecidos rodeó al hombre mientras yacía en un charco de sangre. Le arrojaron un banco y recibió patadas en la nuca (Fuente: AP).