El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció a los ciudadanos a través de redes sociales que ya inició la Navidad adelantada para su país y mostró que el Palacio de Miraflores ya se encuentra completamente adornado con decoraciones decembrinas. ¿Por qué lo hizo?

Fue a través de su cuenta de Twitter que Maduro compartió un video en el que da por iniciados los festejos navideños a inicios del mes de octubre por segundo año consecutivo.

Te recomendamos: Actriz y director de cine rusos viajan al espacio para grabar la primera película en órbita (VIDEO)

“Llegó la navidad al Palacio de Miraflores y a todo nuestro país, con la alegría y detalles que caracterizan esta época especial. En Venezuela vamos a tener unas navidades felices, llena de luces y colorido”, se lee en la publicación.

El mandatario venezolano aprovechó la oportunidad para lanzar un chiste en torno a la caída a nivel mundial de los servicios de Facebook, WhatsApp e Instagram del pasado lunes.

“Se cayó Facebook, WhatsApp, Instagram, yo no sé por dónde voy a publicar este video. Se cayó todo eso, pero quería que vieran este venadito”, dijo el presidente.

Se trata de la segunda ocasión que Nicolás Maduro, da por adelantada la Navidad, luego de que el 15 de octubre del 2020 decretara el inicio de la festividad para impulsar con antelación la economía del país.

No es la primera vez que Maduro ‘adelanta’ la Navidad en Venezuela

La iniciativa del presidente venezolano pretende “impulsar la soberanía alimentaria” de ese país, y es el segundo año consecutivo en el que declara iniciados los festejos navideños desde el mes de octubre.

Sin embargo, los críticos señalan que en realidad de trata de una campaña política para desviar la atención de los problemas que aquejan a la sociedad venezolana.

En 2020, Maduro prometió a los ciudadanos donar perniles (pierna de cerdo, características del plato típico navideño venezolano) a las familias más necesitadas; sin embargo, se registraron múltiples denuncias de corrupción en torno al reparto, los cuales no llegaron a la gran mayoría de los hogares, opacando los festejos navideños adelantados.