A diferencia de millones de personas, Colette Avital vivió una infancia diferente, una etapa que la marcó para toda su vida y que hoy en día recuerda como un hecho histórico: el Holocausto.

Tras 76 años de que este evento dominara gran parte de Europa, Avital sigue teniendo en mente las diferentes imágenes que vio de niña, como las marchas que hacían los oficiales nazis en las calles, y aquel día en que ellos se apoderaron de su casa, dejando a sus padres llenos de pánico.

Y aunque gran parte de la familia de Colette logró huir, alejándose del caos que se presentaba en toda Alemania, su padre fue separado de sus seres queridos, un hecho que, como él, vivieron miles de personas más.

Así, a siete décadas de lo ocurrido, de que seis millones de personas fueran asesinadas por antisemitismo, gran parte de la población a nivel mundial sigue recordándolos; sin embargo, el problema de fondo aún no está erradicado del todo.

La discriminación, el acoso por apariencias físicas y, por supuesto, el antisemitismo que dominaba el pasado, sigue estando presente en todo el mundo, y la muerte de George Floyd, en 2020, o el ataque a Charlie Hebdo en 2015, son algunos ejemplos claros de esto.


Nuestra tarea, nuestra misión, es pasar a la siguiente generación la importancia de la memoria y la importancia del respeto por la vida humana. No solo hablar de las víctimas, sino de lo que el Holocausto nos enseñó: el respeto por la vida humana, el mutuo respeto, la tolerancia

Colette Avital

Sobreviviente del Holocausto

Al respecto, y en el marco del Día Internacional de la Memoria del Holocausto, la especialista en política europea y académica del Tecnológico de Monterrey Marta Ochman, remarca que efectivamente el antisemitismo sigue existiendo a través de actos de vandalismo, como la intromisión a cementerios judíos, “pero esto está relacionado más bien con lo que son las tensiones de Medio Oriente”.

“En cuanto a Europa, sí es un problema que se reconoce en los Estados que tienen varias estrategias, como que a nivel de discurso oficial el antisemitismo sea muy castigado. Cualquier político que tenga ese tipo de declaraciones tiene que dimitir; sin embargo, esto no significa que no existan problemas o personas antisemitistas, evidentemente sí, pero como una segunda generación de antisemitismo”, dice Ochman.

Ejemplo de los discursos políticos relacionados con este problema es el ocurrido por el ultraderechista francés Jean Marie Le Pen, quien en 2016 fue condenado con multas de 30 mil euros por minimizar las cámaras de gas utilizadas por los nazis, así como de hacer comentarios racistas sobre los gitanos.

Un camino a la solución con la memoria del Holocausto

Temas como la discriminación, el acoso y la violación de los derechos humanos, lamentablemente no son asuntos que puedan desaparecer de un día para otro, pero que sí puede trabajarse para lograr su disminución.

En entrevista, la especialista en política europea señala que para erradicar la discriminación en general, como actitud y comportamiento, incluyendo el antisemitismo, la base es la educación y el no aumento de ideologías de extrema derecha, “pues éstas no alientan al panorama futuro de la eliminación de la discriminación”.

En ese sentido, el pasado 1 de julio de 2020 el Comité de Ministros del Consejo de Europa le recomendó a sus Estados miembro que, con el fin de crear una cultura de tolerancia y respeto, promovieran la inclusión de la historia de los romaníes, las poblaciones itinerantes y la memoria del Holocausto, en los planes de estudios y los materiales de enseñanza.

Asimismo, que desarrollaran la conciencia histórica y la conciencia en general de todos los alumnos, y contribuyeran a la afirmación de la identidad de las poblaciones itinerantes para que formen parte de sus sociedades.

Finalmente, la especialista en política europea remarca que es muy importante seguir combatiendo la discriminación, pues ésta no solo se da y sigue presente en las naciones en las que se vivió el Holocausto, sino también en países como México, donde el racismo por el color de piel, por ejemplo, es un tema que atender.

“Creo que conmemoraciones como la del Holocausto nos debería mandar la señal de que ninguna sociedad es libre de discriminación, y que no es suficiente solamente una memoria histórica, sino que es necesario hacer este examen, esta reflexión a nivel personal, para ver qué tanto nosotros estamos discriminando a diferentes personas en nuestra convivencia cotidiana”, asume.

También puedes leer: ‘Las Feminazis no existen’: Museo de Memoria y Tolerancia