¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

KURDISTáN

Kurdos: el pueblo que resiste en Medio Oriente

Mariana Recamier

Los kurdos son el cuarto grupo étnico más grande de Medio Oriente, pero no tienen un Estado propio y corren peligro de ser desplazados del norte de Siria


Oct 18, 2019
Lectura 5 min
portada post

Los kurdos son un pueblo atrapado entre las negociaciones políticas de los países más conflictivos de Medio Oriente y la lucha internacional contra el terrorismo.

Este pueblo que constituye el cuarto grupo étnico más grande de Medio Oriente sobrevive y aboga para que su identidad sea respetada e incluso demanda un Estado propio.

En los últimos días, las relaciones de las fuerzas armadas de los kurdos se modificaron y quienes viven en Siria se encuentran en peligro de ser desplazados.

Hasta la semana pasada, este pueblo era el principal aliado de Estados Unidos en Siria para la lucha contra el terrorismo, pero el presidente estadounidense Donald Trump retiró sus tropas del país.

Tres días después de esa decisión, Turquía lanzó una operación militar contra las fuerzas kurdas de la zona y en respuesta los combatientes alcanzaron un acuerdo con el gobierno del presidente sirio Bashar al Asad para recibir su apoyo en caso de un enfrentamiento.

La incursión de Turquía es la tercera que el Ejército turco lidera en Siria desde 2016 y provocó 60 mil desplazados, de acuerdo con datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH, por sus siglas en inglés).

La intervención ya se detuvo. El vicepresidente Mike Pence anunció este jueves que Estados Unidos y Turquía alcanzaron un acuerdo para suspender la ofensiva militar turca en Siria.

Pence explicó que las operaciones militares se detendrán durante cinco días para poder retirar a las fuerzas kurdas de la zona.

“Será una pausa en las operaciones militares durante 120 horas mientras Estados Unidos facilita la retirada de la YPG (fuerzas kurdas) de las áreas afectadas en la zona segura. Una vez que se haya completado, Turquía acordó un cese de fuego permanente”, dijo.

Manuel Férez, profesor sobre Medio Oriente y Cáucaso en la Universidad Alberto Hurtado de Chile, explica que la finalidad de retirar las fuerzas kurdas es establecer una zona libre de presencia de esta minoría en el norte de Siria y reubicar en la región una parte de los más 3 millones de refugiados que se encuentran en territorio turco para afectar la demografía de la zona.

El compilador del libro Estos son los kurdos. Análisis de una nación (Porrúa, 2014) asegura que el cese al fuego es una victoria de Turquía porque evita que haya muertos turcos, algo que le preocupa al presidente Recep Tayyip Erdoğan.

El trabajo de correr a los kurdos queda en manos de Estados Unidos. Esto será catalogado en unos años como un crimen contra la humanidad. Es muy grave porque están desplazando civiles de su territorio sin ninguna justificación

- Manuel Férez

Profesor de Medio Oriente y Cáucaso en la Universidad Alberto Hurtado de Chile

Los kurdos son entre 25 y 35 millones de personas que habitan en Turquía, Irak, Siria, Irán y Armenia. Aunque constituyen el cuarto grupo étnico más grande de Medio Oriente, no tienen un Estado propio.

En el caso de Siria viven 3 millones de kurdos, no obstante, Férez considera que 600 mil no son reconocidos como ciudadanos por el Estado sirio desde 1962. Ellos son los que corren riesgo de ser desplazados a partir de que sus fuerzas armadas sean retiradas del norte del país.

Un pueblo guerrero

Los kurdos son un pueblo acostumbrado a sobrevivir bajo conflictos armados, por ejemplo, mediados de 2013, el Estado Islámico atacó tres enclaves kurdos en el norte de Siria. Los asedios se mantuvieron hasta que las milicias repelieron los ataques.

“Los kurdos están en países con relaciones muy complicadas. Han sido objeto de política de los Estados donde viven y usados por una potencia externa para sus luchas. Esto ha hecho que los kurdos se especialicen en defensa”, argumenta Férez.

El profesor detalla que los guerreros kurdos se han caracterizado desde el siglo XVI por ser buenos combatientes al servicio de los imperios que gobiernan los territorios donde viven.

“Es una cultura guerrera que habita en la montaña y ha sido utilizado para los fines de los imperios y los Estados donde ahora vive”, comenta el especialista.

Las exigencias de los Kurdos

Desde principios del siglo XX, muchos kurdos quieren el reconocimiento de una nación propia, pero sus exigencias actuales son menores: piden reconocimiento como ciudadanos y respeto a su idioma en los diferentes países en los que viven.

“No se olvida el deseo de tener un Estado propio, pero por lo que ahora luchan los kurdos es por reconocimiento porque, por ejemplo, el gobierno de Turquía prohibió su idioma. Muchos liderazgos kurdos creen que pedir un Estado es utópico y quieren ser respetados en los países en los que viven”, explica el especialista.

Por ejemplo, en Siria los turcos buscan ser reconocidos como ciudadanos, respeto a sus elementos identitarios como su idioma y apertura económica.

No obstante, el profesor aclara que quienes mantienen la exigencia de un Estado propio son los migrantes kurdos que viven en Europa, América Latina y otras regiones lejanas a Medio Oriente porque ellos consideran que esta demanda forma parte de su identidad nacional.

También puedes leer: La misión en Siria se cumplió, “derrotamos a ISIS”, afirma Donald Trump


Notas relacionadas

Ene 16, 2014
Lectura 7 min

KURDISTáN

Tierra de nadie y de cuatro a la vez

Andrea B. Assunto


Ene 16, 2014 Lectura 7 min

Comentarios