El huracán ‘Harvey’ se debilitó a categoría uno, tras tocar tierra la noche del viernes en costas del estado de Texas, Estados Unidos. No obstante, las autoridades informan que ha dejado diversos destrozos a su paso.

 De acuerdo con la agencia AP el meteoro tocó tierra alrededor de las 22 horas del viernes en la costa de Corpus Christi como huracán categoría 4, con vientos sostenidos de hasta 210 kilómetros por hora; pero sus vientos se debilitaron pronto, hasta 120 kilómetros por hora.

No obstante, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) ha informado que la emergencia debe continuar, debido a que en próximas días se esperan “inundaciones catastróficas”.

A su paso, el fenómeno natural dejó sin electricidad a casi 300 mil personas en la costa texana con el Golfo de México y derramado hasta medio metro de lluvia en algunas zonas.

Además de la pérdida de electricidad, personal de emergencias de Corpus Christi ha reportado la pérdida de señal de telefonía celular y otras formas de comunicación.

Por la mañana, la agencia meteorológica informó que se espera que el huracán continúe debilitándose y que el ojo de la tormenta se encuentra a unos 35 kilómetros de Victoria, Texas.