Hunter Biden vuelve a estar en el ojo del huracán. La Fiscalía de Delaware investiga las cuentas fiscales del hijo menor de Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos.

Este nuevo capítulo en los escándalos que han salido a la luz durante la campaña presidencial en Estados Unidos se presenta a días de que el Colegio Electoral se reúna para certificar la elección del pasado 3 de noviembre.

Después de que la información se filtró en los principales diarios estadounidenses, Hunter Biden confirmó que la investigación está relacionada con sus impuestos, por medio de un comunicado de prensa.

“Ayer la Oficina del Fiscal Federal en Delaware informó a mi asesor legal que están investigando mis asuntos fiscales. Me tomo este asunto muy en serio, pero estoy seguro de que una revisión profesional y objetiva de estos asuntos demostrará que manejé mis asuntos de manera legal y adecuada, incluso con el beneficio de asesores fiscales profesionales”, dice el comunicado.

Hunter Biden no especificó el motivo de esta investigación, pero de acuerdo con la información que trascendió en la prensa, está relacionada con lavado de dinero en países extranjeros entre ellos China.

Medios como CNN revelaron que las autoridades de Delaware trabajan en la investigación con el Servicio de Impuestos Internos (SRI, por sus siglas en inglés) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la agencia, la investigación se realizó de forma encubierta en los últimos meses debido a las pautas del Departamento de Justicia que prohíben acciones abiertas que podrían afectar una elección, por lo cual el caso daría un giro en los próximos meses y podría desarrollarse cuando Joe Biden asuma la presidencia estadounidense.

Hunter Biden, Blanco electoral

Los escándalos de Hunter Biden fueron uno de los blancos electorales del presidente Donald Trump durante la campaña electoral, es por ello que algunas voces al interior del Partido Demócrata consideran que esta investigación puede ser el resultado de una represalia política.

Biden ha estado envuelto en diversos escándalos amorosos y por el uso de drogas. La última polémica reveló una serie de correos electrónicos en los que supuestamente aprovechó el nombre de su padre para realizar acuerdos comerciales en China y Ucrania.

En 1988, Hunter Biden fue arrestado por posesión de drogas controladas y en 2014 la Marina lo dio de baja tras detectar que consumía cocaína. En 2016, rentó un automóvil y un trabajador encontró crack en el vehículo. A esto se añade que Kathleen Buhle, exesposa de Hunter, con quien estuvo casado por 22 años, lo acusó de gastar los ahorros de la familia en drogas.

“El presidente electo Biden está profundamente orgulloso de su hijo, que ha superado desafíos difíciles, incluidos los violentos ataques personales de los últimos meses, solo para emerger más fuerte”, dijo la oficina del presidente electo.

También puedes leer: Corte Suprema rechaza impugnación de Texas para revocar victoria electoral de Biden