La historia de Kaká D’Avila está dando de qué hablar pues después de encontrar en la basura 62 currículums los comenzó a repartir en varias empresas locales y, sorprendentemente, le consiguió empleo a 14 personas.

Se trata de un hombre quien se desempeña como concejal en la ciudad de Porto Alegre, Brasil, quien mientras caminaba halló alrededor de 62 currículums en la basura.

Preocupado por el destino laboral de esas personas, D’Avila decidió hacer algo y comenzó a repartir los currículums después de haberlos arreglado tras estar tirados en la basura.

“Esta semana encontré 62 currículums en la basura de la calle. ¡Es una falta de respeto a los desempleados! ¡Reuní cada currículum arrugado y los rehice todos! Detrás de cada hoja de papel hay una vida que merece ser valorada”, escribió en un post de Instagram.

Según contó en sus redes sociales, lo primero que hizo fue reelaborar los currículums, pues muchos estaban dañados o arrugados. Una vez que los rehizo, los colocó en una atractiva caja a la cual nombró “joyero de currículums”.

Puedes leer: El ciclo de la basura

Con esa caja y el lema “contrate estas joyas”, D’Avila se dedicó a visitar a varias empresas locales que sabía que tenían vacantes. Aunque no pudo interceder por todos, sí consiguió empleo a 14 personas.

En actualizaciones posteriores, el concejal informó que, por ejemplo, una de esas personas había sido contratada como almacenista recientemente.

D’Avila reflexionó que no solo había sido una falta de respeto a aquellos que buscaban trabajo tratar así sus currículums, sino que además se expusieron sus datos personales. Pues, con frecuencia, incluyen información como teléfonos o dirección.

Tras el hallazgo y la afortunada acción posterior, el concejal ha afirmado que quisiera involucrase más en la política de la ciudad y seguir ayudando a la gente de Porto Alegre.