¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

25N

Frenar la violencia contra las mujeres en América Latina

Mara Echeverría

América Latina es la región más letal para las mujeres y se requieren esfuerzos para poner fin a esta problemática de género en un contexto en el cual los movimientos feministas han dado voz a las mujeres víctimas


Nov 26, 2020
Lectura 6 min
portada post

América Latina es una de las regiones más letales para las mujeres. La región tiene los niveles más altos de violencia de género a lo que se suma la inequidad en la que desarrollan su vida social y profesional.

En los países de la región cada dos horas una mujer es asesinada por cuestión de género. De acuerdo con los últimos datos del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe declara que en 33 países la cifra de mujeres asesinadas por el solo hecho de ser mujeres supera las tres mil 800.

Además, en Centroamérica es en donde se registran los niveles más altos de feminicidios por cada 100 mil habitantes. En primer lugar está El Salvador con una tasa de 6.8, seguido por Honduras 5.1, Bolivia con 2.3 y Guatemala con 2.0.

En la región la cifra de mujeres asesinadas por cuestiones de género supera las tres mil muertes, es decir, que se comete un feminicidio cada dos horas

En la subregión del Caribe, Guyana y Santa Lucía son los países donde la prevalencia del feminicidio supera las cuatro muertes por cada 100 mil mujeres, de acuerdo con la información del último año disponible.

Los datos del Observatorio, que forma parte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), comenzaron a recabarse en 2009, entonces, únicamente cuatro países habían tipificado el feminicidio en sus leyes, que eran Costa Rica y la República Bolivariana de Venezuela en 2007 y Colombia y Guatemala en 2008.

Sin embargo, diez años después los distintos tipos de violencias contra la mujer aún son un hecho alarmante, que se manifiesta con especial crudeza en la región pese a que los países han asumido compromisos para fortalecer los derechos de la mujer.

Los países han ratificado la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, y 14 de ellos han ratificado además su Protocolo Facultativo, en tanto que varios países decidieron actuar para promover la igualdad de género a través de la modificación de normativas, la creación de ministerios o institutos de asuntos de la mujer, la reforma de sus códigos civiles, y la tipificación de la violencia de género.

Esto también considera la implementación y evaluación de políticas públicas en el ámbito de la protección de las víctimas de violencia, la prevención del feminicidio, la reparación de las víctimas colaterales dependientes y la sanción a los victimarios.

“Muchas personas han normalizado las violencias machistas y continúan reproduciendo imaginarios y comportamientos nocivos entre su familia, amistades y círculos sociales. También hay personas que, aunque creen que la violencia no está bien, no la cuestionan públicamente”, declara Oxfam.

Crisis para las mujeres por pandemia

Para ONU Mujeres, las emergencias humanitarias, los desastres y las pandemias mundiales ponen a las mujeres y las niñas en mayor riesgo de violencia y crisis por el COVID-19 no es una excepción, es por ello que desde el inicio de la pandemia ha hecho llamados para que se garanticen los derechos de las mujeres y niñas.

El organismo internacional explica que con la emergencia sanitaria, en países como Argentina las llamadas a las líneas de ayuda para casos de violencia contra las mujeres se multiplicaron por cinco. En México de enero a septiembre, las llamadas de emergencia al 911 relacionadas con algún incidente de violencia contra las mujeres sumaron 925 mil 205, lo que representa un aumento de 1.1 por ciento respecto al mismo periodo en 2019, en el que se registraron 914 mil 853 llamados.

“El hecho de que la violencia esté tan presente, no quiere decir que sea normal ni mucho menos aceptable; a pesar de toda la devastación que ha causado, la crisis del COVID-19 también representa una oportunidad generacional para construir economías y sociedades más inclusivas, pacíficas y libres del flagelo de la violencia”, declara ONU Mujeres.

40% de las mujeres que sufren violencia buscan algún tipo de ayuda

Con las medidas de aislamiento y restricción de movilidad social que se han implementado para mitigar los contagios ha generado que entre la población en general se registren mayores niveles de estrés, inseguridad, disminución de ingresos y desempleo, lo cual incide en el aumento los niveles de violencia contra las mujeres y las niñas e incrementa las barreras que les permiten salir de círculos de violencia, dejar a sus agresores o activar redes de apoyo.

A esto se suma que hay una mayor exposición a la explotación sexual de las mujeres y jóvenes en contextos de informalidad laboral o precarización de condiciones de trabajo.

En este panorama de violencia para mujeres y niñas, los movimientos activistas feministas en la región han tomado fuerza y uno de los más representativos es el chileno, en donde el grupo Las Tesis ha masificado sus intervenciones callejeras.

Este colectivo integrado por cuatro chicas creó el performance “Un violador en tu camino”, que se volvió viral después de que se difundiera el video de cuando realizaban la intervención a las afueras de una comisaría en Valparaíso, Chile, y en el que participaron cerca de 50 mujeres.

Paula Cometa, una de las integrantes del colectivo, comenta que Las Tesis trabaja desde 2018 y desde entonces realizaban puestas en escena de menos de 15 minutos. Como parte de esto, se desarrolló la canción que era una síntesis de teorías y tésis feministas que al final decidieron centrar en la violencia sexual.

La activista chilena comenta que realizaron una convocatoria para poder cerrar el tránsito, la cual considera que se viralizó por el contexto social que viven millones de mujeres en el mundo.

Muchas mujeres después de la intervención pudieron trabajar en procesos fuertes y violentos de abuso sexual y violencia intrafamiliar, esto es un efecto positivo porque significa que levantó la posibilidad de denuncia

- Paula Cometa

Colectivo Las Tesis

También puedes leer: En el 25N mujeres atacadas con ácido piden tipificar esta violencia

Comentarios