BRUSELAS (AP) — La OTAN está lista para aprovechar un momento histórico y moverse deprisa para que Finlandia y Suecia se sumen a sus filas, según dijo el miércoles el secretario general de la alianza militar, Jens Stoltenberg, después de que los dos países presentaran sus solicitudes de membresía.

Las solicitudes, entregadas por los embajadores de Finlandia y Suecia ante la OTAN, pusieron en marcha una cuenta atrás de seguridad. Rusia, cuya guerra en Ucrania les instó a unirse a la organización militar, ha advertido que no verá su ingreso con buenos ojos y podría responder.

“Recibo con agrado las solicitudes de Finlandia y Suecia de sumarse a la OTAN. Ustedes son nuestros socios más cercanos”, dijo Stoltenberg en la sede de la alianza en Bruselas. “Todos los aliados están de acuerdo en la importancia de la ampliación de la OTAN. Todos estamos de acuerdo en que debemos mantenernos unidos, y todos estamos de acuerdo en que este es un momento histórico que debemos aprovechar”.

“Este es un buen día en un momento crítico para nuestra seguridad”, dijo Stoltenberg con una sonrisa, de pie junto a los dos enviados nórdicos y con banderas de Finlandia, Suecia y la OTAN colocadas al fondo.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha exigido que la alianza deje de expandirse hacia las fronteras rusas y varios aliados de la OTAN, liderados por Estados Unidos y Gran Bretaña, han indicado que están dispuestos a ofrecer apoyo de seguridad a Finlandia y Suecia si Putin intenta provocarlas o desestabilizarlas mientras se completa su ingreso.

Los países sólo se beneficiarán del Artículo 5 del tratado fundacional de la OTAN, en el que se garantiza que un ataque a cualquier miembro se considerará un ataque a todos, una vez concluya el proceso de ratificación, probablemente en unos pocos meses.

Por ahora, los 30 estados miembros estudiarán las peticiones. Se espera que ese trámite tome unas dos semanas, aunque el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha expresado sus reservas a la incorporación de Finlandia y Suecia.

Si sus objeciones se resuelven y las negociaciones avanzan como se espera, los dos países podrían ser miembros del grupo en unos pocos meses. El proceso suele tomar entre ocho y 12 meses, pero la OTAN quiere moverse deprisa dada la amenaza rusa que pende sobre la cabeza de los dos países.

Canadá, por ejemplo, dijo que esperaba ratificar su protocolo de acceso en unos pocos días.

Stoltenberg dijo que los aliados de la OTAN “están decididos a trabajar en todos los asuntos y alcanzar conclusiones rápidas”.

El hecho de que los dos socios nórdicos aplicaran juntos implica que no perderán tiempo por tener que ratificar la solicitud del otro.

“Que Suecia y Finlandia vayan de la mano es una fortaleza. Ahora el proceso de sumarse a las conversaciones continúa”, dijo la ministra sueca de Exteriores, Ann Linde, a la agencia sueca de noticias TT.

La opinión pública en Finlandia y Suecia ha variado mucho a favor de la membresía de la OTAN desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero.

Finlandia y Suecia son los socios más cercanos de la OTAN. Los dos tienen democracias funcionales, fuerzas armadas bien financiadas y contribuyen a las operaciones militares y la vigilancia aérea de la alianza. Cualquier obstáculo que encuentren sería de naturaleza meramente técnica o quizá política.

El proceso de membresía de la OTAN no está formalizado y los pasos pueden variar. Pero primero las solicitudes serán revisadas en una sesión del Consejo del Atlántico Norte de los 30 estados miembros, probablemente a nivel de embajadores.

Lee también: Putin advierte que las relaciones con Finlandia podrían ser afectadas si ingresa a la OTAN

El CAN decidirá si sigue adelante y qué medidas deben tomarse para conceder la membresía. Esto depende principalmente de lo alineados que estén los países candidatos con los estándares políticos, militares y legales de la OTAN, y de si contribuyen a la seguridad en la zona del Atlántico Norte. Esto no debería plantear un gran problema para Finlandia y Suecia.

Después, durante las negociaciones de acceso que podrían concluir en apenas un día una vez se fijen los términos de esas negociaciones, se pedirá a los dos países que se comprometan a cumplir el Artículo 5 y cubrir las obligaciones de gasto para el presupuesto interno de la OTAN, que ronda los 2.500 millones de dólares y se divide de forma proporcional entre sus miembros.

Finlandia y Suecia también serían informadas de su papel en los planes defensivos de la OTAN y de cualquier otra obligación legal o de seguridad que puedan tener, como comprobaciones de historial de personal y la gestión de información clasificada.