Ingrid Oliveira Bueno da Silva, jugadora profesional brasileña de Call of Duty, fue encontrada sin vida en la casa de Guilherme “N”, otro jugador de videojuegos.

De acuerdo con medios brasileños, el jugador “Flashlight” confesó a sus amigos cercanos haber asesinado a ‘Sol’, como era conocida en el mundo gamer.

El hombre incluso envió videos a amigos, familiares y colegas en los que confesaba asesinar a la joven de 19 años y mostraba imágenes explícitas sobre el crimen.

La noche del 22 de febrero, Guilherme envió los videos haciendo apología del terrorismo, en las grabaciones también habla en contra del cristianismo que impera en las organizaciones Esports de Brasil.

Lee: Mujeres conquistan el mundo gamer

Las personas que recibieron los video fueron quienes denunciaron el crimen con las autoridades brasileñas.

Por el momento, Guilherme se encuentra detenido aunque se desconoce su situación jurídica.

Según las autoridades, el feminicida planeó el asesinato desde dos semanas atrás y lo escribió en una libreta con detalles de lo que le hizo a la víctima.

La relación que Sol tuvo con el jugador fue virtual y se desconoce cómo llegó a tener contacto presencial con “Flashlight”, precisaron autoriades.

El medio ESPN Brasil reveló que cuando el hombre fue detenido ni se inmutó y cuando le preguntaron por qué asesinó a Ingrid solo respondió que no estaba arrepentido.

“Sol” pertenecía a la organización FBI (Fantastic Brazil Impact) y “Flashlight” a Gamers Elite, una agrupación de e-sports que ha tenido que emitir un comunicado.


Estamos desconsolados al conocer la trágica pérdida de Sol. Condenamos las acciones en contra de Sol y creemos que el gaming y los e-sports deben ser espacios seguros para las mujeres latinas

Gamers Elite

Sol apenas estaba comenzando su carrera como jugadora profesional de Call of Duty.

Te recomendamos: Detienen a dos que tenían celular de Alexis; serían los responsables del feminicidio