El caos que se generó en el Capitolio de Estados Unidos, en Washington DC, la tarde de este miércoles, provocó varios llamados a destituir al presidente Donald Trump a través de la Enmienda 25 como el que realizó la junta editorial del Washington Post.

De hecho, con la muerte de una persona en los disturbios la exigencia de destituir a Trump se intensificó al punto de invocar la Enmienda 25 de la Constitución de Estados Unidos, la cual habla sobre la sucesión del presidente.

La vigésimoquinta enmienda constitucional establece las condiciones en que se le puede inhabilitar, entre ellas la falta de capacidad para ejercer el cargo, lo que fue invocado también por la junta editorial del Washington Post.

Incluso, el Washington Post emitió un comunicado en el que señaló que la negativa del presidente Trump a aceptar su derrota electoral y su implacable incitación a sus partidarios llevaron este miércoles a lo impensable: un asalto al Capitolio de Estados Unidos por una turba violenta.

“La responsabilidad de este acto de sedición recae directamente en el presidente, quien ha demostrado que su permanencia en el cargo representa una grave amenaza para la democracia estadounidense. Debería ser removido”, acusó.

Por su parte, el exsecretario de Defensa William Cohen coincidió con el presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Manufactureros, Jay Timmons, en que la destitución de Trump presevaría la democracia en el país ante las circunstancias.


No sé a dónde ha estado su gabinete todo este tiempo, pero aplica invocar la Enmienda 25 porque este hombre ya no es capaz de servir a Estados Unidos de América

William Cohen

Finalmente, una de las disposiciones establece que el vicepresidente (en este caso Mike Pence) se hará cargo del gobierno si el presidente muere, renuncia o es destituido.

Te puede interesar: Tras violencia en el Capitolio, Twitter bloquea cuenta de Donald Trump por 12 horas