Después del asalto al Capitolio por simpatizantes del mandatario estadounidense, funcionarios cercanos al presidente Donal Trump presentaron su renuncia.

Al menos seis altos funcionarios renunciaron y podrían presentarse más salidas a medida que se asimile el alcance de los acontecimientos del miércoles.

La secretaria de Transporte de Estados Unidos, Elaine Chao, renunció este jueves en protesta por la conducta del presidente Donald Trump por los disturbios en el Capitolio.

“Ayer, nuestro país vivió un evento traumático y completamente evitable mientras simpatizantes del presidente Trump asaltaron el Capitolio después de un rally que hizo (…). Me ha preocupado profundamente de una manera que simplemente no puedo dejar de lado”, dijo Chao en un comunicado.

El exjefe de despacho interino de Trump, Mick Mulvaney, ahora enviado especial a Irlanda del Norte, también anunció su salida y señaló que los que se quedan es “porque les preocupa que el presidente pueda poner a alguien peor”.

“No puedo hacerlo. No puedo quedarme”, dijo Mulvaney al canal CNBC.

Lee: ¿Qué es la enmienda 25 y cómo puede ser aplicada a Trump para sacarlo de la Casa Blanca?

Stephanie Grisham, jefa de despacho de la primera dama Melania Trump y exsecretaria de prensa de la Casa Blanca, presentó su renuncia, junto con la viceportavoz de la Casa Blanca, Sarah Matthews.

La viceportavoz hizo referencia a su renuncia mientras decía lo siguiente: “Como alguien que ha trabajado en los pasillos del Congreso, estaba profundamente traumatizada por lo que vi hoy. Abandono mi rol de manera inmediata. Nuestro país necesita una transición del poder pacífica”

La jefa de eventos sociales de la Casa Blanca, Anna Cristina Niceta, se unió a las dimisiones tras tres años como parte del equipo de los Trump.

El asesor adjunto de seguridad nacional Matt Pottinger y el secretario social de la Casa Blanca Rickie Niceta también renunciaron.

Medios estadounidenses señalan que el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien y el subjefe de gabinete Chris Liddell estaban considerando renunciar.

Republicano aceptan derrota

El partido republicano, que en los últimos cuatro años se ha definido por su lealtad a Trump, comenzó a cambiar su postura tras el caos del miércoles.

Uno de los aliados más cercanos al presidente en el Congreso, el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, declaró: “Ya basta”.

Otra republicana de Carolina del Sur, la diputada Nancy Mace, afirmó que los logros de Trump durante su mandato “se borraron hoy”.

Te recomendamos: Reconoce Trump fin de su mandato en la Casa Blanca y promete transición ordenada

El presidente Donald Trump reconoció este jueves por primera vez su derrota en la elección del 3 de noviembre y anunció que habrá una “transición en orden el 20 de enero” tras la certificación de la victoria del presidente electo Joe Biden por el Congreso.

El 6 de junio, una turba de seguidores de Trump tomó por asalto la sede del Congreso, para impedir la transición pacífica del poder. Legisladores tuvieron que ocultarse y el recuento formal de votos en el Congreso se detuvo durante más de seis horas.

Mike Pence, vicepresidente de EU, dijo en el reinicio de la sesión que los “alborotadores” no ganaron este día. “Ganó la libertad”, agregó.