49%

de los alemanes temen el surgimiento de un conflicto armado entre Rusia y la OTAN


"Las relaciones de los dos países atraviesan una fase difícil, en la que la desconfianza mutua no deja de crecer (...). Sorprende lo deterioradas que están las relaciones entre Berlín y Washington"

Fuentes del Parlamento alemán

El País


El conflicto armado de Ucrania ha causado más de 5 mil 300 muertes y un millón de desplazados, según la ONU

“Divide y vencerás” es un lema que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, conoce bien.

La estrategia del líder del Kremlin en el conflicto de Ucrania ha provocado un choque entre los “amigos de Occidente”: la canciller alemana Angela Merkel y el presidente de Estados Unidos (EU) Barack Obama.

Mientras Merkel insiste en una solución pacífica y diplomática, Obama analiza la posibilidad de enviar armas a Ucrania para demostrar poder ante Putin y los prorrusos.  

Ayer, ambos líderes occidentales ofrecieron una conferencia de prensa conjunta en Washington, donde exhibieron cordialidad, pero una falta de consenso. 

“Si de hecho falla la diplomacia, lo que he ordenado a mi equipo hacer es revisar todas la opciones”, expresó el dirigente de la Casa Blanca como referencia a la posibilidad de enviar armamento a los ucranianos.

En contraste, la lideresa moral de la Unión Europea (UE) no mostró flexibilidad.

“Cuando se le cuestionó sobre armar a Ucrania, Merkel dijo que ella ‘ya había dado su opinión’ en el tema”, reportó The Washington Post. 

El este de Ucrania es desde hace nueve meses escenario de un conflicto armado entre civiles que respaldan al gobierno de Kiev y disidentes que apoyan separar las regiones de Donetsk y Luhansk para unirse a Rusia.

La disputa ha causado más de 5 mil 300 muertes y cerca de un millón de desplazados, según la ONU.

Además, ha generado una pugna diplomática entre políticos de Europa y Washington, que culpan a Putin de incentivar y financiar la lucha de los separatistas.

O guerra o paz

La frialdad entre EU y Alemania quedaron en evidencia este domingo, durante la Conferencia de Seguridad en Munich, donde el vicepresidente de  EU Joe Biden y el senador republicano John McCain criticaron la pasividad del gobierno de Merkel.

En rechazo, parlamentarios alemanes tacharon de “torpes” las declaraciones de los funcionarios estadounidenses.

“Las relaciones de los dos países atraviesan una fase difícil, en la que la desconfianza mutua no deja de crecer”, informó El País. 

“’Sorprende lo deterioradas que están las relaciones entre Berlín y Washington’, señalaban hace unos días fuentes diplomáticas”. 

Los periódicos The New York Times y Le Monde coinciden en que las posturas opuestas se deben a las distintas lecciones que estas naciones aprendieron de la Guerra Fría: la agresividad necesaria de EU y la insistente diplomacia de Alemania.

El problema para Merkel, según analistas, es que debe cargar en sus hombros con el peso de la política exterior de toda la UE.

“Angela Merkel es atacada por todos lados en su intento de pacificar Rusia y EU en Ucrania”, publicó ayer The Guardian, “la canciller alemana ha emergido como la campeona solitaria de Europa, pero afronta una abrumadora y potencialmente ingrata tarea”. 

El muro entre Washington y Berlín

El problema de Ucrania es sólo la última aspereza entre ambas potencias occidentales.

La semana pasada, Barack Obama manifestó en una entrevista con CNN su simpatía por la lucha contra la austeridad del nuevo gobierno de Grecia, encabezado por el primer ministro Alexis Tsipras. 

“No puedes seguir apachurrando países que están en medio de una depresión”, indicó el mandatario.

La prensa europea interpretó la opinión de Obama como una presión directa a Angela Merkel, quien es la principal defensora de las políticas de austeridad y una de las más críticas con el nuevo gobierno griego.

Encima, la fiscalía de Alemania todavía investiga las revelaciones que hizo Edward Snowden, el excontratista de la NSA que develó que espías de EU intervinieron el celular de Merkel. 

Casos de discordia

Ucrania
Angela Merkel insiste en buscar una solución diplomática con el presidente Vladimir Putin, pero Obama contempla enviar más armas a Ucrania para “intimidar” a los prorrusos.

Grecia
Obama mostró la semana pasada simpatía con el nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su lucha contra la austeridad. Merkel es la principal defensora de la austeridad.

Espionaje
Alemania aún tiene desconfianza de EU por las revelaciones de Edward Snowden, quien develó que agentes estadounidenses intervinieron el celular de Angela Merkel.