Joe Biden, el próximo presidente de Estados Unidos, reveló los nombres de quienes serán algunos de los funcionarios que formarán parte de su gabinete durante su gobierno y con ello ha dejado claro que tomará un rumbo distinto al de Donald Trump.

Entre los nominados por el presidente electo se encuentra Antony Blinken como secretario de Estado, Alejandro Mayorkas, migrante cubano, como secretario de Seguridad Interior, Linda Thomas-Greenfield, como embajadora ante las Naciones Unidas y Janet Yellen como secretaria del Tesoro.

En la lista también están Jake Sullivan como asesor de Seguridad Nacional, John Kerry como su enviado especial para atender el cambio climático y Avril Haines como directora de inteligencia nacional.

Juan Pablo Galicia, analista político, declara que con estos nombramientos que consideran a personajes que trabajaron con Biden codo a codo durante la administración de Barack Obama el político envía un mensaje de retorno a la estabilidad, después de que en la actual presidencia se registraron diversos cambios de personajes que llegaban por recomendación o por su cercanía con Trump.

“Estamos viendo a personas que ya tuvieron un camino con Obama, y por tanto, Biden conoce su trabajo. Con ellos también envía el mensaje de que va en serio un cambio en el espíritu y alma del gobierno de Estados Unidos porque, aunque no hay paridad o un reparto de igualad entre personas blancas y de color, sí hay una notoria diversidad, en oposición al que tenía un white team”, opina Galicia.

EL COLABORADOR CERCANO DE JOE BIDEN, Antony Blinken

Antony Blinken, nominado como próximo secretario de Estado, es un colaborador cercano a Joe Biden. Fue uno de sus principales asesores durante la campaña a la presidencia y, además, han colaborado juntos, cuando el neoyorquino se desempeñó como subsecretario del departamento de Estado en el periodo comprendido entre 2015 y 2017.

Blinken tiene 58 años y es conocido por ser un partidario del multilateralismo, con lo que se puede prever que en su próximo cargo podría reforzar los lazos de colaboración con otros países, después de que el presidente Trump rompiera lazos con naciones y organismos internacionales como algunas oficinas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estamos frente a alguien que tiene experiencia previa, no solo con Biden, sino trabajando en la misma área que ahora representará. Ya conoce cómo funciona la secretaría y es una persona de entera confianza del próximo gobierno”, dice Galicia.

EL CUBANO, Alejandro Mayorka

Uno de los nombramientos que más ha causado revuelo es el de Alejandro Mayorka como secretario de Seguridad Interior, esto debido a que el abogado de 60 años nació en La Habana, Cuba.

Mayorka, graduado en Berkeley, dirigió los Servicios de Ciudadanía de Migración y fue luego vicesecretario de Seguridad Nacional durante la presidencia de Barack Obama. Además, fue clave en el acuerdo de entendimiento entre Estados Unidos y Cuba a partir de 2014 y que fue desmantelado por Donald Trump en 2017.

“Esta es una selección de un personaje que tienen experiencia en el trabajo migratorio es precisamente la seguridad nacional. Va a tener un rostro mucho más consciente respecto al que se le da a la migración como un tema importante dentro de la seguridad nacional”, puntualiza el analista político.

LÍDER DE POLÍTICA MONETARIA, Janet Yellen

Janet Yellen, la expresidenta de la Reserva Federal, sería la próxima secretaria del Tesoro, después de que Joe Biden realizará la nominación en los próximos días, noticia que ha sido bien recibida por la comunidad financiera internacional.

Yellen, de 74 años, en caso de ser aprobada por el Senado estadounidense, romperá el techo de cristal y desde su nueva posición controlará el gasto del gobierno federal. Con una amplia experiencia, la economista acompañará al presidente en el camino hacia la recuperación económica después de la pandemia.

“En los próximos meses esperamos trabajar con el equipo del Tesoro en prioridades clave, incluida la facilitación del apoyo crítico y continuo del sector financiero a la economía durante la pandemia y la mitigación del riesgo creciente que el cambio climático representa para nuestro medio ambiente, economía y sistema financiero”, dijo Tim Adams del Instituto de Finanzas de Estados Unidos.

DIPLOMÁTICA EN RETIRO, Linda Thomas-Greenfield

Linda Thomas-Greenfield podría ser la próxima representante de Estados Unidos ante la ONU, organización con la cual se registraron diversas fracturas en la actual administración. La diplomática en retiro en su nueva posición tendrá que restaurar el liderazgo de Estados Unidos.

“El hecho de que este nombramiento esté contemplado dentro del primer círculo del gabinete habla de que Estados Unidos está buscando tener nuevamente presencia internacional desde el punto de vista del multilateralismo, es decir, volver a sentarse a la mesa no solo para posicionar la agenda de Estados Unidos, sino para trabajar en nuevos objetivos y retos que son comunes para la comunidad global”, opina Galicia.

EL SECRETARIO MÁS JOVEN, Jake Sullivan

Jake Sullivan fue nominado como titular de la secretaría de Seguridad Nacional y de aprobarse se convertirá en el funcionario más joven en ocupar el cargo desde McGeorge Bundy, quien tenía 41 cuando lo hizo durante la presidencia de John F. Kennedy.

De 44 años, Sullivan trabajó en la administración de Barack Obama como asesor de seguridad nacional de Joe Biden, quien entonces era vicepresidente, y después fue director de planeación política en el Departamento de Estado.

También fue uno de los principales asesores de política exterior de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado. Sullivan jugó un rol clave en las negociaciones que llevaron al acuerdo nuclear con Irán, que Donald Trump abandonó en 2018 y será uno de los principales puntos en la agenda exterior de Biden una vez tome posesión.

También puedes leer: Trump cede a regañadientes: instruye a su equipo que inicie la transición con Biden